Quantcast

Morant acusa al PP de «chantajear» al PSOE por reclamarle la abstención en Castilla y León

La ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, ha acusado este martes al Partido Popular de hacer «chantaje» al PSOE por reclamarle la abstención en Castilla y León en aras de investir al ‘popular’ Alfonso Fernández Mañueco de nuevo presidente de la región.

En la misma línea, Morant ha aseverado que el partido de Pablo Casado está en una «encrucijada» y es «responsable de su irresponsabilidad« tras haber adelantado las elecciones en la comunidad autónoma que, a su juicio, era «completamente innecesario».

En palabras de la titular de Ciencia, el PP adelantó los comicios alentado por «un sueño de alcanzar la mayoría absoluta« que finalmente ha «beneficiado a la ultraderecha«, ha manifestado Morant en una entrevista en el TVE.

En este punto, ha criticado al PP por, en su opinión, buscar «cómo poner la responsabilidad en manos del otro«. «El PP apuntaba que era el PSOE el que tenía la solución encima de la mesa«, ha señalado, refiriéndose a las palabras del portavoz del Grupo ‘popular’ en el Senado, Javier Maroto, que ha saludado que el socialista y alcalde de Valladolid, Óscar Puente, sea partidario de que el PSOE se abstenga para permitir un Gobierno del PP sin Vox.

A reglón seguido, ha reclamado al principal partido de la oposición que rompa con la «ultraderecha». «Si realmente consideran que Vox no son buenos socios de Gobierno y que no se pueden permitir las exigencias de Vox, que lo digan claramente y que lo asuman en territorios donde Vox está apoyando a Gobiernos populares«, ha insistido.

Es más, ha asegurado que «a partir de ahí» el Gobierno, «seguramente» encontrará «puntos de encuentro», pero «ahora mismo parece más bien un chantaje que otra cosa«, ha matizado.

LEY DE CIENCIA

En otro orden de cosas, preguntada por la Ley de Ciencia que previsiblemente se aprobará en el Consejo de Ministros este viernes, Morant ha aseverado que reducirá la precariedad de la profesión investigadora y que supondrá una «transformación de los principales fallos que tiene el sistema de ciencia que ha provocado fuga de cerebros«.

En este sentido, ha admitido que ahora el presupuesto del Ministerio de Ciencia es el «más elevado de la historia» alimentados en parte por los Fondos Europeos, al tiempo que ha indicado que gracias a la Ley de Ciencia se blindará el compromiso presupuestario.

Es más, ha asegurado que el horizonte que calcula el Gobierno es que en los próximos tres años se recuperen 12.000 investigadores «con contratos estables» gracias a una «financiación estable con mejores condiciones y mejores equipamientos«, ha recalcado.