Quantcast

Rocío Flores, a por todas: «Fidel Albiac lo que menos tiene es luz y si cuento mis vivencias se cae España»

Sin medias tintas. Más clara que nunca tras varias semanas alejada del plató de ‘El programa de Ana Rosa’ por la operación de reconstrucción de pecho a la que se ha sometido, Rocío Flores ha reaparecido públicamente y, sin dudarlo, se ha posicionado con Gloria Camila, ha salido en defensa de su padre, Antonio David Flores, y ha cargado tintas contra Fidel Albiac, dejando entrever que «manipula» a su madre y confesando que si todavía no ha contado sus vivencias es por respeto a Rocío Carrasco y porque le da «vergüenza ajena» que el mundo sepa lo que ha vivido, señalando directamente al sevillano.

Además de confirmar que le «consta» que el marido de su madre llamaba «los inmigrantes» a Gloria Camila y a José Fernando, pero sin querer desvelar quién se lo contó, Rocío ha hablado claro, asegurando que «suscribe» todas las palabras de Gloria sobre Fidel Albiac y añadiendo «más». «Yo eso no lo he vivido porque no lo hubiera permitido pero sé que sucedió. Resulta que todo lo que se dice de Rocío Carrasco o de Fidel Albiac se lo han inventado los Mohedano o los Flores, pero Antonio David Flores no estaba en Houston. Y me constan otras muchas cosas y de más partes que no es Antonio Rossi, que no es la unica persona que lo escuchó», ha asegurado. Eso sí, no cree que el sevillano llamase así a sus tíos delante de su madre «porque no creo que lo hubiese permitido. Solo faltaba».

Confirmando que ha visto ‘Montealto: regreso a la casa’, la nieta de Rocío Jurado ha confesado que con el especial ha visto pasar su vida y su infancia ante sus ojos y le ha producido mucha tristeza por «tener que enterarme de ciertas cosas de mi familia a través de una pantalla». «Pienso en mi abuela, pero pienso más en mi abuelo últimamente. Si estuviese vivo madre mía…» ha reconocido, sin explicar el por qué tiene tan presente a Pedro Carrasco en estos momentos.

Sin pestañear, Rocío ha visto diferentes fragmentos de ‘Montealto’ y diferentes declaraciones de su madre – tanto cuando se dirigió a Antonio David como «el ser», afirmando que es quien maneja a toda la familia, como cuando tachó de «temerarias» y «equivocadas» las declaraciones de Gloria Camila sobre Fidel Albiac, afirmando que le contestaría el viernes – y, más directa que nunca, ha dado la réplica a su progenitora.

Segura de que Rocío Carrasco no contestaría a Gloria hasta tener tiempo de prepararlo y consultar con su marido la respuesta – «es incapaz de sentarse y dar unas declaraciones como estoy haciendo ahora mismo más que reflexionar es que alguien le diga lo que tiene que decir» ha apuntado – la colaboradora ha salido en defensa de su padre cargando contra Fidel: «Mi padre es ‘un ser’ y Fidel Albiac del Pino es un ser de luz. Y lo que menos tiene es luz. Aquí maestro solo hay uno y se llama José Ortega Cano y es torero y no hay más».

Más clara que nunca contra el sevillano, Rocío también ha lanzado un dardo a los colaboradores que ahora defienden a capa y espada al marido de su madre, asegurando que esas mismas personas «llevaban años callados sin poder mencionarlo. Vamos a tener cordura porque la liertad la tenemos todos ahora, pero hace un tiempo no la había para expresar absolutamente nada».

«Y la única persona que ha vivido en esa casa 24 horas diarias se llema Rocío Flores Carrasco, y David Flores, y si algún dia me da por contarle al mundo mis vivencias lo mismo se cae España», ha advertido, dejando claro que si no ha hablado sobre Fidel es porque «siempre he respetado a mi madre. La respeto ante todo y nunca me habrás escuchado una falta de respeto o una mala palabra hacia mi madre pero lo que pasa es lo que pasa… Vamos a esperar a ver la docuserie».

Avisando que ella también podría protagonizar su propia docuserie – «no soy tonta y no te voy a explicar mi vida en 40 minutos cuando se ha hecho una docuserie durante un año más que editada y más que medida. Tan tonta no soy» ha asegurado – Rocío ha asegurado que «soy muy sincera y no tengo pelos en la lengua porque no tengo miedo a decir lo que pienso porque no me tiembla el pulso a perder una silla ni un puesto de trabajo. Con respeto y educación uno siempre puede decir lo que piensa».

Sin querer entrar en detalles de por qué se rompió la relación de Rocío Carrasco con su familia y negándose a responder a si cree que su madre está manipulada por Fidel, Rocío ha terminado cargando duramente contra la pareja, sin descartar que un día se decida a contar qué pasó en julio de 2012, cuando presuntamente le dio una brutal paliza a su progenitora y se rompió para siempre su relación: «Lo mismo un día me planteo hablar de mi vida, pero nunca lo he hecho por respeto a mi madre y porque me da verguenza ajena tener que contarle al mundo mis vivencias. Tengo 26 años y puedo decir que después de todo lo que me ha tocado vivir y escuchar, creo que los 26 años que tengo los tengo bastante bien puestos. Poco más tengo que decir, que cada uno siga hablando lo que quiera».