Quantcast

Hacer frente a la discriminación laboral con Eme Abokatuak, abogadas especializadas en derechos de las mujeres

Una de las formas que adquiere la discriminación es el mobbing maternal. Este concepto se refiere a la discriminación o acoso en el ámbito laboral de aquellas mujeres que son madres, que atraviesan un embarazo o que están en edad fértil, es decir, no hace falta que la maternidad esté consumada. En la sociedad actual, las mujeres continúan sufriendo distintos tipos de discriminación.

Son muchos los casos en que, en estas circunstancias (queden embarazadas o ante dicha posibilidad), las empresas dejan de contar con ellas, su contrato no es renovado o no pueden ascender a un puesto de mayor responsabilidad. Ante este tipo de situaciones, la red de abogadas Eme Abokatuak se especializa en la defensa de los derechos de las mujeres y la infancia. Lo hace desde una perspectiva de género, ante cualquier circunstancia en la que una mujer necesite asesoramiento y asistencia jurídica por ser discriminada.

Discriminación en el trabajo durante el embarazo y la maternidad

Según una reciente encuesta realizada por la plataforma Women of the World, un 63 % de las españolas declaró haber sufrido discriminación laboral a raíz de su maternidad. El problema es aún más grave en la función pública, donde el 89 % de las funcionarias son víctimas de algún tipo de mobbing. Por otra parte, un 61 % de las encuestadas sostuvo que sintió incomodidad al anunciar su embarazo en el entorno laboral.

La discriminación a las mujeres en el trabajo abarca todo tipo de situaciones. En el caso de las desempleadas que son madres o atraviesan un embarazo (o simplemente por estar en edad de poder serlo), según comentan desde Eme Abokatuak, es común que encuentren dificultades para ser contratadas, lo que las condena a la precariedad y la pobreza. Esta es una forma de exclusión que solo sufren las mujeres ante la posibilidad de ser madres y no puede ser denunciada legalmente porque no existe una relación laboral.

En el caso de las mujeres que sí tienen trabajo, la discriminación durante el embarazo es muy frecuente. Tan es así que muchas deciden no reincorporarse a su puesto tras el nacimiento del bebé.

Para las mujeres es muy difícil conseguir una conciliación laboral o familiar

Las mujeres también tienen muchos problemas, en los distintos ámbitos laborales, para lograr acceder a lo que por ley les corresponde durante el embarazo, como son las prestaciones de riesgo, los permisos y las licencias. Cuando dan a luz, la discriminación no cesa, ya que frecuentemente encuentran dificultades para llegar a una conciliación con la empresa y así poder gozar de medidas que están legalmente reconocidas. En los casos más severos, las mujeres resultan despedidas; o acosadas u hostigadas hasta que presentan la renuncia.

Las abogadas de Eme Abokatuak ofrecen asesoramiento en casos de conciliación laboral y familiar. Asisten a quienes hayan sido discriminadas por atravesar un embarazo, por ser madres o, simplemente, por ser mujeres.