Quantcast

El 76% de los catalanes está de acuerdo con la defensa de la inmersión lingüística

El 76% de los catalanes está de acuerdo con la defensa del modelo de inmersión lingüística, frente a un 24% que está en desacuerdo, según la encuesta metodológica y de actitudes sociopolíticas que ha publicado este miércoles el Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat.

Más concretamente, el 95% de las personas que se definen como catalanoparlantes, el 78% de los bilingües y el 88% de los hablantes de otras lenguas coincide con la defensa de la inmersión, según el trabajo basado en entrevistas online a 1.992 personas de 16 años o más, residentes en Cataluña con ciudadanía española, y realizado entre el 23 y 28 de diciembre de 2021.

En cambio, los encuestados que se definen como castellanohablantes se dividen a partes iguales entre los que están de acuerdo y en desacuerdo con defender la inmersión.

Según el recuerdo de voto, más del 90% de los votantes de ERC, Junts, En Comú Podem y CUP están de acuerdo con la defensa de la inmersión, el mismo postulado que asume el 64% de los votantes del PSC; mientras que el 92% de electores de Vox, el 77% de Ciudadanos y el 71% del PP se oponen.

Además, el 58% de los encuestados ve adecuado el uso del catalán en la enseñanza, mientras que el 22% lo considera excesivo y el 20%, insuficiente.

MODELO EDUCATIVO

El 57% de los encuestados prefiere un modelo de escuela basado en las competencias y el trabajo por proyectos, frente al 27% que apuesta por la transmisión de conocimientos y la memorización, y el 17% que no lo sabe.

Las personas con un nivel educativo superior son las que más prefieren el modelo competencial (un 68% frente a un 22% favorable al transmisivo), y los encuestados con enseñanzas obligatorias o inferiores los que menos lo defienden (un 47% a favor, y un 30% apuestan por la transmisión y la memorización).

La preferencia por el modelo de escuela también varía en función de la identificación ideológica: de entre las personas de izquierdas, el 79% prefiere el modelo competencial y el 21% el de transmisión; mientras que el 52% de las personas que se consideran de derechas apuestan por el competencial y el 48% por el de transmisión.

Preguntados por si están de acuerdo con distribuir homogéneamente entre los centros los alumnos de nivel socioeconómico más bajo (para combatir la llamada segregación escolar), la respuesta media es de un 7,5 (siendo 0 desacuerdo y 10 acuerdo totales).

No obstante, la media de acuerdo baja al 6,5 cuando se hace la misma pregunta pero con los alumnos de origen extranjero.

El 51% de los catalanes está de acuerdo con un modelo de financiación escolar basado en compensar las escuelas que atienden a alumnado de perfil socioeconómico más bajo, frente al 49% que defiende la financiación homogénea.

En cambio, la apuesta por la compensación baja al 19% si se pregunta sobre aplicarla a las escuelas con mayor porcentaje de inmigrantes.