Quantcast

Las fachadas ventiladas y su estética

Todos los sectores han ido evolucionando y modernizándose en beneficio de los seres humanos con el paso de los años.

Un ejemplo de ello es el área arquitectónica que ahora cuenta con un sistema de construcción muy eficaz para el cerramiento de edificios, se trata del diseño de fachadas ventiladas. Este se ha convertido en una tendencia de la arquitectura sostenible por un motivo principal y es que contribuye significativamente al ahorro energético.

Este innovador método está siendo muy utilizado para la rehabilitación de fachadas de edificaciones y lo ponen en marcha en España empresas como Sistema Masa, ubicada en Rubí, Barcelona.

¿En qué consiste exactamente el diseño de fachadas ventiladas? 

El diseño de fachadas ventiladas se ha posicionado como una de las mejores alternativas para la rehabilitación de cualquier tipo de edificación. Este método tiene tres elementos fundamentales: una capa aislante, un muro de soporte que garantiza la estabilidad de la obra y un material de revestimiento que se adhiere al edificio con una estructura portante. Asimismo, entre dicho muro y el revestimiento se crea una cámara de aire, con la finalidad de que haya ventilación.

Cuando se toma la decisión de sustituir una fachada común y corriente por una ventilada se deben tener en cuenta algunas consideraciones como, por ejemplo, que es imprescindible el retiro del material de recubrimiento viejo y hacer una limpieza profunda al muro de soporte, así como también supervisar que no haya nada que reparar y, sobre todo, que no haya humedad.

Por otra parte, hay casos particulares en los que la capa aislante no puede integrarse en la fachada ventilada porque puede sobresalir demasiado, algo que daña completamente la estética. Cuando se presenta esto, lo recomendable es colocarla en la parte interior de la edificación.

 

Son muchas las ventajas del sistema de fachadas ventiladas, una de las principales es que garantiza una estructura más duradera, sin humedad, sin condensaciones, filtraciones, grietas, ni fisuras que van deteriorando poco a poco las edificaciones.

Otro de los grandes beneficios de este mecanismo es que optimiza el aislamiento térmico, un punto muy importante que permite disminuir el uso de aire acondicionado y de calefacción, según la temporada del año. Además, mejora el aislamiento acústico, un aspecto relevante para aquellos individuos que desean vivir libres de ruidos y estrés.

Las fachadas ventiladas son ideales para la conservación del planeta Tierra y el medioambiente, puesto que permiten ahorrar energía. Esta característica también resulta muy beneficiosa para los ciudadanos, ya que se traducirá en menos pago en las facturas de luz.

Los interesados en conocer más sobre las fachadas ventiladas deben acceder a la página web de Sistema Masa, donde son expertos en la materia.