Quantcast

Garzón acusa al PP de «atacar la democracia» para ocultar la «operación turbia» contra la reforma laboral en el Congreso

El ministro de Consumo y líder de IU, Alberto Garzón, ha acusado este sábado al PP de no reconocer tras el error humano de su diputado Alberto Casero, que votó a favor a la convalidación de la reforma laboral, que organizó una operación «turbia» y una «emboscada» al Gobierno de coalición con el objetivo de impedir que saliera adelante.

Es más, ha censurado que ahora los populares traten de ocultar ese fallo en una «huida hacia adelante» con un «ataque sistemático a la democracia», lo que ilustra de forma clara que los populares se «desliza peligrosamente» a las posiciones de la «extrema derecha de Vox».

Así lo ha trasladado tras participar en un mitin de la candidatura de Unidas Podemos a las elecciones de Castilla y León, celebrado en Burgos, junto a la ministra de Igualdad, Irene Montero, el aspirante de la formación a presidir la comunidad, Pablo Fernández, y el vicepresidente valenciano y consejero de Vivienda autonómico, Héctor Illueca, entre otros representantes del espacio confederal.

Garzón ha aludido a polémica suscitada por la ajustada votación del jueves en el Congreso, que ha suscitado acusaciones de «pucherazo» y «cacicada» por parte de PP y Vox al no permitirse al diputado popular cambiar ese voto afirmativo.

ESTRATEGIA DE CRIMINALIZACIÓN DEL ADVERSARIO

El ministro de Consumo ha atribuido a los populares el haber organizado una «emboscada» al Ejecutivo que les salió «mal» por ese error. De esta forma, hacía mención al voto en contra de los diputados de UPN, pese a que su formación había acordado dar respaldo al proyecto legislativo.

En lugar de admitir esa «operación turbia», Garzón ha recriminado que los populares han trazado una estrategia de «criminalización» del «adversario político» y lanzar sospechas de «vulneración de la democracia», al estilo del expresidente de Estados Unidos Donald Trump.

«La única vulneración de derechos que había son los de la clase trabajadora que se corrige con esta reforma laboral», ha replicado para destacar que la normativa impulsada por la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, supone un «punto de inflexión» con respeto a las anteriores, pues en vez de «retraer» derechos como hicieron sus antecesoras, esta reforma laboral los mejora.

A su vez, ha apuntado que el PP está sumido en una dinámica de «bulos, mentiras y falsedades» por tratar de parecerse a la «extrema derecha», concluyendo que son «un peligro para la democracia».

«EL PP SOLO DEFIENDE LOS DERECHOS DE LAS MUJERES POR ERROR»

Mientras, la ministra de Igualdad ha denunciado la «desvergüenza» del PP en el Congreso y ha llamado la atención de que también se equivocaron al votar una iniciativa contra el «acoso a las mujeres» que deciden voluntariamente interrumpir su embarazo.

«El PP solo apuesta por el derecho a las mujeres por error», ha sentenciado Montero para tildar de «grave» que la auténtica postura de los diputados del PP era oponerse a esta propuesta.

EL PP TRAMÓ UN «PUCHERAZO»

A su vez, Illueca ha reprochado que el jueves en el Congreso «algunos tramaron un pucherazo» y tendieron «una trampa» al Gobierno al «comprar dos diputados», en referencia a los dos diputados de UPN, para impedir convalidar este proyecto y que los trabajadores tuvieran mejores salarios.

Por tanto, el vicepresidente valenciano ha proclamado que mientras Unidas Podemos esté en el Gobierno no va a permitir que a los jóvenes se les «marginen y les desarraiguen».