Quantcast

Miguel Sanz dice que la actuación de Sayas y Adanero «deja poco margen de maniobra» a la Ejecutiva de UPN

El ex presidente de UPN, Miguel Sanz, ha expresado su «tristeza» y «extrañeza» por la decisión de los diputados Sergio Sayas y Carlos García Adanero de votar ‘no’ a la reforma laboral en contra de las directrices del partido. Una actuación, ha dicho, que «deja muy poco margen de maniobra a la Ejecutiva».

En declaraciones a los medios a su llegada al Comité Ejecutivo de UPN, Sanz ha afirmado que «lo que se ha hecho tiene su gravedad respecto a los estatutos y, por tanto, habrá que valorarlo conforme a la propuesta que haga el comité de disciplina». Según ha explicado, la Ejecutiva hará una propuesta al comité de disciplina que, a su vez, remitirá otra propuesta al Consejo Político, que será el que finalmente decidirá si la acepta o no.

Preguntado sobre si considera que Adanero y Sayas deben ser expulsados del partido, Sanz ha señalado que «eso deberá decidirlo el comité de disciplina y ahora lo valoraremos en el Comité Ejecutivo». No obstante, ha reconocido que «la posición que han adoptado los diputados deja muy poco margen de maniobra a la Ejecutiva, porque incumplir las directrices de la dirección, adoptadas en el propio Comité Ejecutivo, además del añadido del engaño que ha supuesto el decir públicamente que iban a cumplir con las directrices, me parece que deja poco margen de maniobra».

Miguel Sanz ha reconocido que tiene una «sensación de tristeza y de extrañeza, porque yo no me esperaba la actuación de estos dos diputados porque los conozco personalmente y han tenido mi afecto, a veces mi apoyo y hasta mi consejo para actuar en ciertos planteamientos que se iban a exponer en las Cortes Generales». Así, ha resaltado que cuando era presidente del Gobierno de Navarra y de UPN, Sayas y Adanero «han estado siempre a mi lado y han tenido mi afecto, mi consideración, incluso mi aplauso en algunas intervenciones que han hecho que, para mí, han sido brillantes». «Pero eso no quita para actuar como han actuado y criticar esa actuación», ha subrayado.

Ha reconocido que la relación de UPN con el PSN «queda dañada; es verdad que UPN ha salido de situaciones complicadas con anterioridad». Y ha esperado que el PSN «entienda que la actuación de dos representantes de UPN en las Cortes Generales no quita para que UPN pierda esa confianza que siempre ha tenido en el resto de partidos políticos». En este sentido, ha destacado que el partido regionalista «siempre ha trabajado bajo el principio de que cuando UPN pacta algo lo cumple». «En este caso se ha roto esa premisa y ha dañado la imagen de UPN», ha lamentado.

Miguel Sanz ha considerado que los dos diputados «no han obrado bajo ninguna cuestión maligna» al cambiar el sentido de su voto en el Congreso, sino que «se han equivocado rotundamente». Sí ha opinado que «han actuado en algunos aspectos maliciosamente porque escondieron lo que iban a hacer en las Cortes Generales». «No dudo de que no hay nada por detrás que pueda ser condenable desde el punto de vista personal pero sí es rechazable la actuación política que han tenido», ha concluido.