Quantcast

Medicina deportiva y funcional para equinos VetFulness, un enfoque innovador liderado por Sandrine Serfaty

/COMUNICAE/

Medicina deportiva y funcional para equinos VetFulness, un enfoque innovador liderado por Sandrine Serfaty

La atención veterinaria no se limita al tratamiento de enfermedades sintomáticas, pues la salud es mucho más que la ausencia de dolor. Así lo sostiene Sandrine Serfaty, médico veterinaria con 30 años de experiencia en la atención de caballos, quien propone un enfoque innovador que combina la medicina funcional con la disciplina deportiva. Desde Sotogrande, Sandrine dirige el proyecto VetFulness, con el que procura el máximo bienestar de los equinos a través de consultas online para España y todo el mundo

La telemedicina ha evolucionado a pasos agigantados, más en época de pandemia. En la disciplina veterinaria, hoy es posible realizar consultas y seguir consejos sin necesidad de salir de casa. Esta es una de las principales modalidades que ofrece VetFulness, un proyecto que busca garantizar la salud y bienestar de los equinos.

Bajo el liderazgo de Sandrine Serfaty, VetFulness aplica un método de visión global que consiste en ofrecer atención médica deportiva y funcional específica para caballos. Este servicio puede ser aprovechado tanto por propietarios, jinetes o cuidadores, sin importar en qué lugar se encuentren. No solamente valoran a los equinos como los grandes atletas que son, sino también como excelentes compañeros, ya que en ambos casos es necesario ofrecerles el máximo cuidado, tanto a nivel físico como psicológico.

¿Quién es Sandrine Serfaty?
Sandrine Serfaty es un nombre muy reconocido en el mundo de los deportes ecuestres. Ha sido parte de delegaciones nacionales en competiciones de relevancia mundial como los Juegos Olímpicos, desde el año 1996, desempeñándose como veterinaria de equipo.

Como especialista en medicina deportiva equina y bienestar animal, Serfaty también ha integrado el staff de numerosos equipos oficiales de todo el mundo, participando en campeonatos mundiales, europeos, mediterráneos y africanos. En total, suma más de 30 años de experiencia profesional.

“Siempre me han gustado los animales, en especial los caballos. Desde muy pequeña he querido trabajar con ellos e ir a las Olimpiadas. Con los años, decidí que quería ser veterinaria especializada en equinos. Comencé a pasar más tiempo con ellos, montarlos y cuidarlos. Fue así que entré en la medicina deportiva”, comenta Sandrine.

A medida que completaba sus estudios en veterinaria en la Universidad de Córdoba, Sandrine se fue 11 años al extranjero para especializarse en medicina deportiva. “Quería que mi aprendizaje fuese en las mejores clínicas equinas”.

La idea detrás de VetFulness
Sandrine Serfaty señala que, además de su formación clásica como veterinaria, decidió especializarse en la medicina funcional, pues considera que la salud animal debe ir más allá del tratamiento sintomático de enfermedades, y enfocarse en el verdadero origen del problema. A partir de este enfoque nace el proyecto VetFulness.

“VetFulness nace de la experiencia, de entender que la medicina veterinaria convencional puede complementarse con factores emocionales y otras ramas de la medicina natural. Se trata de procurar el bienestar del animal en todo sentido (…) Es esencial entender al caballo como un atleta, considerando desde sus emociones hasta sus problemas físicos”, asegura.

Sandrine señala que aquellas personas que tienen caballos a su cargo, deben saber que su cuidado requiere de mucha responsabilidad, en especial si se trata de equinos de competición . Sin embargo, dice que es común dejar pasar por alto algunos elementos relacionados a la salud de los animales, ya que ciertas molestias no se manifiestan con dolor físico. En esos casos, se requiere de la opinión de un experto.

“Un veterinario equino con experiencia puede ayudar al cuidador o propietario a que su caballo tenga una dieta adecuada, que sea funcional a la actividad que realiza. Además, puede verificar si su entrenamiento físico es el indicado y si se puede relacionar socialmente con otros equinos”, señala.

Impulsando la telemedicina
Los avances en medicina veterinaria han hecho posible que la atención de los animales no dependa de su ubicación geográfica. Ello, sumado a la situación mundial durante la pandemia, ha impulsado el desarrollo de la telemedicina: una de las soluciones que plantea VetFulness como parte de sus servicios.

“Desde antes de la pandemia, ya estaba desarrollando la modalidad de citas online con clientes habituales. Pero la imposibilidad de desplazamiento a sitios lejanos terminó impulsando mucho más esta forma de atención. Nos ha dado buenos resultados, pues realizamos un trabajo de mucha calidad” comenta Sandrine.

Según indica, la modalidad a distancia de VetFulness incluye consultas en línea, interpretación de radiografías, tratamientos emocionales y de problemas de comportamiento, segundas opiniones y en un futuro cercano comenzarán a desarrollar seminarios web.

“Muchos clientes nos contactan incluso después de haber acudido a varios veterinarios para obtener una segunda opinión. Buscan otra manera de ver el problema y localizarlo. Nos envían radiografías, diagnósticos por imagen o videos de cojera para que podamos dar nuestro punto de vista”, refiere.

Para Sandrine Serfaty, el servicio médico online para caballos permite tener un contacto directo a través de Internet, con la misma cercanía de un servicio presencial. Además, resultan mucho más asequibles, permiten trabajar a nivel internacional y los horarios son más flexibles.

¿Cómo son las citas online de VetFulness?
La representante de VetFulness detalla que las citas online consisten en sesiones de voz o videollamadas directamente con ella. “Escucho atentamente las consultas relacionadas a las necesidades del caballo, ya sea en cuestiones de salud, comportamiento o rendimiento deportivo”.

VetFulness ofrece una modalidad de trabajo basada en planes de suscripción o sesiones particulares. Estas tienen una duración determinada, pero también es posible aplicar excepciones para hacer sesiones más extensas. En caso sea necesario, también realiza pruebas y diagnósticos de cojeras de forma presencial.

Consultada sobre cómo VetFulness afronta las limitaciones geográficas, Sandrine asegura que utilizan herramientas y plataformas que facilitan el proceso, como WhatsApp, Google Meet, Skype, Zoom e incluso llamadas convencionales.

Durante la sesión, el jinete o propietario puede realizar consultas variadas, solicitar la interpretación de radiografías y otros exámenes, tratamientos emocionales, etc. Sandrine aclara que VetFulness no reemplaza la atención veterinaria regular que debe recibir el caballo, solo aporta una visión más global.

“Nuestro enfoque sobre la salud animal implica ir más allá de los tratamientos convencionales, con el objetivo de conocer las raíces del problema. Además, nuestros clientes pueden pedir una evaluación sobre el comportamiento del equino, asesoría para ejemplares de alta competición, tratamientos de acupuntura, vendaje neuromuscular, venta de productos naturales, entre otros”, asegura.

Valores diferenciales
Naturalmente, muchas personas podrían tener reparos en solicitar éste servicio por primera vez. Para estos casos, Sandrine recomienda considerar algunas ventajas y valores diferenciales que tiene este tipo de servicio.

“Para empezar, el servicio de telemedicina para equinos está disponible para todos los países del mundo. Ofrecemos consejos en varios idiomas: inglés, francés, español y alemán. Manejamos horarios flexibles y empleamos técnicas avanzadas e integrativas para el tratamiento de los equinos”, detalla.

Por último, mencionó que VetFulness elabora productos naturales con eficacia comprobada y sin efectos secundarios, con proteínas y aminoácidos esenciales que contribuyen a la salud del caballo. “Ofrecemos productos de muy buena calidad que combinan productos naturales y/con ciencia veterinaria”, puntualizó.

Fuente Comunicae

spot_img