Quantcast

Dimite el edil de Vinaròs que regaló una caja con vísceras de ‘amigo invisible’

El concejal de Urbanismo, Deportes y Sanidad del Ayuntamiento de Vinaròs, José Chaler (PSPV), ha anunciado esta mañana su dimisión casi un mes después de regalar a la concejala de Totes i Tots Som Vinaròs (TSV) Anna Fibla una caja con vísceras de animal por el ‘amigo invisible’, lo que abrió una crisis en el equipo de gobierno que comparten estos partidos junto a Compromís. Por su parte, el alcalde de Vinaròs, Guillem Alsina, ha cesado a Fibla por «falta de confianza», tras lo que los concejales de TSV han anunciado que se pasan a la oposición.

Chaler ha señalado que tiene todo el apoyo de la Ejecutiva y del partido, pero no del resto del grupo municipal ni del alcalde, por lo que ha prsentado la dimisión siendo «consecuente» con lo que dijo.

El edil socialista ha destacado la colaboración que ha tenido del departamento de salud en el montaje de los vacunódromos en el pabellón polideportivo y el centro de la tercera edad, y ha apuntado que a partir de ahora continuará haciendo lo que le gusta: «intentar mejorar la vida de la gente desde el papel que el partido crea que pueda ser más útil y empezar a trabajar para ganar las próximas elecciones».

Por su parte, el alcalde de Vinaròs, Guillem Alsina, ha agradecido la labor del concejal José Chaler y ha recordado que llevan 3 semanas con conversaciones de las tres ejecutivas -PSOE, Compromís y TSV- para intentar llegar a un acuerdo que permitiera salvar el pacto de gobierno que llevan desde 2015 y «que tantas cosas positivas ha aportado a la ciudad de Vinaròs».

«Los tres grupos hemos tenido claro que nuestras diferencias internas no podían estar por encima del interés general de Vinaròs, y así se ha trabajado en este sentido, pero, después del esfuerzo realizado, no hemos sido capaces de llegar a un acuerdo definitivo», ha añadido el alcalde.

Así, ha subrayado que tras conocer la rueda de prensa que dio la concejala Fibla para relatar los hechos de la tarde del 21 de diciembre, mostraron su discorformidad con muchas de las cosas que se afirmaron, ya que -según ha dicho- no se ajustan a la realidad de los hechos ocurridos ni de las cuestiones referidas al estado de las relaciones internas del pacto de gobierno.

«FALTA DE CONFIANZA»

Alsina ha señalado que ha decidido cesar de todas las funciones delegadas a la concejala Fibla por «falta de confianza», dado que esta «no ha tenido ninguna posición para rectificar o matizar aquellas afirmaciones».

«Ahora es el momento de demostrar aquello que todos los partidos que nos presentamos a las elecciones decimos en campaña: que anteponemos los intereses de Vinaròs a los intereses partidistas y particulares», ha apuntado el alcalde, quien ha indicado ser consciente de las consecuencias que esta decisión podía acarrear. «Estoy seguro de que nos tocará trabajar y dialogar más que nunca para llevar a delante los proyectos», ha concluido.

Tras conocerse el cese de Fibla, TSV-Podem ha anunciado en un comunicado que los tres ediles de la agrupación se van a la oposición. En un comunicado, aseguran que después de dos años y medio de legislatura «soportando situaciones de menosprecio y falta de comunicación», TSV siempre ha puesto por delante la gobernabilidad de la ciudad ante estos hechos, y creían que este último «no podía ser uno más que se tuviera que soportar en las relaciones de un equipo de gobierno».

«Queda manifiesto que ante esta crisis de gobierno, el alcalde ha evidenciado su incapacidad para reconducir las relaciones entre los miembros y partidos del gobierno local», apunta TSV, que lamenta que «la concejala que fue víctima de este hecho desagradable y tuvo la valentía de denunciarlo públicamente es la persona más agraviada, ya que se le retira la confianza y las competencias en sus áreas en el Ayuntamiento».

«Ante esta crisis de gobierno el alcalde ha tomado la decisión de responsabilizar a Anna Fibla y TSV de un hecho del cual solo es responsable el edil del PSPV, que desencadenó una crisis rompiendo el equipo de gobierno y poniendo a la ciudad de Vinaròs en la actual tesitura», ha añadido.

«MENOSPRECIO»

TSV cree que este hecho es un «menosprecio» más hacia la agrupación, y aclara que la expulsión de Anna «supone la expulsión de Totes i tots som Vinaròs del gobierno». «Si expulsan a Anna, nos expulsan a todos», ha añadido.

TSV ha indicado que desde hoy se prepara para seguir trabajando desde la oposición «por los intereses de la ciudadanía de Vinaròs», y lamenta que «una división interna en el PSPV haya llevado a la situación de romper el pacto de gobierno progresista».