Quantcast

El Plan Estatal de Vivienda 2022-2025 nace con «un cariz más social»

El Plan Estatal de Vivienda 2022-2025, aprobado este martes por Real Decreto-Ley en el Consejo de Ministros, pretende dar «un cariz más social» al que había tenido la política de vivienda hasta la fecha, como apuntan fuentes del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma).

El Plan recibirá para este año un total de 345 millones de euros y se espera que para su culminación se hayan destinado 1.717 millones a través de la articulación de 13 programas con los que el Gobierno quiere «incidir en aspectos como la protección a los vulnerables».

Además de atender a los colectivos más desfavorecidos, el Plan está enfocado en reactivar el sector e implementar «políticas necesarias como el fomento del alquiler». También incorpora todas las acciones de rehabilitación de edificios que no entraban en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliciencia (PRTR), así como todo lo que tiene que ver con la accesibilidad de los inmuebles.

Con este plan, el Mitma también quiere impulsar alojamientos covivienda, conocido como ‘cohousing’. Fuentes de la cartera que dirige Raquel Sánchez han aclarado que «no se trata de viviendas pequeñas ni de compartir viviendas», sino de establecer «espacios comunes que puedan ser utilizados por la vecindad, según lo que se determine con los recursos disponibles por parte de esa promoción de vivienda».

En este modelo habitacional, el Gobierno respeta que las comunidades autónomas decidan sus límites «mínimos de lo que considera vivienda» y les da «flexibilidad» para sus convocatorias, siempre que construyan «edificios dignos y viviendas de diferentes tipos, en función de espacios comunes compartidos», señalan desde el Ministerio.

En este tipo de construcciones se buscará la colaboración público-privada y deberán mantener la situación de ‘cohousing’ durante 20 años.

Asimismo, desde el Mitma apuestan en este Plan por la vivienda intergeneracional, un modelo «aceptado por personas de mayor edad» y por movimientos cooperativistas.

El Mitma señala que con el nuevo plan también dan respuesta a las peticiones de varias administraciones autonómicas que pedían soluciones de vivienda para los trabajadores temporeros que vivían durante su periodo laboral en España en condiciones de infravivienda.

VIVIENDA DIGNA PARA TEMPOREROS

«Estas soluciones son pioneras en España. No solamente vamos a establecer una fórmula de vivienda digna para temporeros, sino que se van a proveer de unos servicios comunes para atención y uso de estas personas durante el trabajo de temporada», dicen fuentes del Ministerio.

Por otro lado, el Plan también permitirá al Ministerio poner a disposición de las comunidades autónomas viviendas de la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb). De esta forma, serán las comunidades las que con dinero del Estado puedan hacer el pago a la Sareb. El número de viviendas acordadas entre el Gobierno y Sareb asciende a 15.000.