Quantcast

El motivo por el que nunca olvidas los malos recuerdos

Aprender cosas nuevas o recordar eventos a menudo requiere mucha atención y esfuerzo mental. Por otro lado, preferimos distraernos de momentos y eventos dolorosos porque son malos recuerdos.

Sin embargo, un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Texas en Austin muestra que a través del enfoque y el esfuerzo, podemos olvidarnos intencionalmente de los malos recuerdos.

Controlar los pensamientos y la atención

El motivo por el que nunca olvidas los malos recuerdos

Para comprender este proceso, se debe tener en cuenta que los recuerdos no son estáticos. Como explican los científicos, esta es una estructura dinámica del cerebro que se actualiza y adapta regularmente a través de la experiencia. Guardamos y olvidamos información automáticamente mientras dormimos.

Para acelerar el proceso de olvido, investigaciones previas han aconsejado reducir la atención a la información dañina. Por ejemplo, distrayéndote de las experiencias negativas o tratando de suprimir conscientemente los recuerdos.