Quantcast

Pablo Alborán en ‘Castillos de arena’, su nuevo single

El cantante malagueño Pablo Alborán presenta ‘Castillos de arena’, su nuevo single con el siguiente videoclip. Un tema que no está incluido en su último álbum, “Vértigo”, y que podría formar parte del sexto en su carrera.

Castillos de arena es una canción compuesta por el propio artista y producida por Paco Salazar (que ha trabajado con La oreja de Van Gogh, Amaia Montero, Álvaro de Luna, Nena Daconte o Miki Núñez), siendo grabada en Estudio Uno de Colmenar Viejo (Madrid). «Hemos hecho castillos de arena y hemos vuelto a empezar cuando el mar golpeaba las puertas. Hemos hecho por cada huracán, una vela», compartía el artista como parte de la letra en redes sociales.

Pablo Alborán Castillos de arena

«Cuando el director de un videoclip se implica y se emociona tanto como uno mismo, es un regalo para la profesión. ¡El viernes se viene uno de los vídeos más chulos que he hecho nunca! Lleno de simbología, de metáforas y de positividad en un mundo donde el amor y la empatía parece extinguirse. Gracias, Dan», comentaba Pablo sobre el director del vídeo musical, Dan Barrer.

Pablo Alborán Castillos de arena

Pablo Alborán sigue promocionando su quinto álbum, “Vértigo” (publicado a finales de 2020 y que ha sido el disco físico más vendido en España en dicho año) en una nueva gira de teatros que inicia en febrero, mientras ha sido coach en la útlima temporada del reality show La Voz España y ha presentado otro single, ‘Soy capaz’, y colaboraciones como ‘Llueve sobre mojado’ con Aitana y Álvaro de Luna , ‘El Lobby’ con TDH o ‘Grandola Vila Morena’ con Cecilia Krull para la serie “La Casa de Papel” de Netflix.

Pablo Alborán Castillos de arena

Letra ‘Castillos de arena’ de Pablo Alborán

Hemos hecho castillos de arena
Y hemos vuelto a empezar
Cuando el mar golpeaba las puertas
Hemos hecho por cada huracán una vela

Hemos visto quemarse los sueños
Y de pronto ver como renacen con solo un beso
Hemos hecho con todas las piedras un imperio

Nadie puede medir la distancia entre el cielo y el mar
Sin embargo veo desde mi orilla que se pueden tocar

Por la calle rescato tu nombre
De cada esquina y cada banco donde nos miramos
Con la mano en el pecho y el suelo temblando, temblando
Por la noche quiero que me duerma
Cada recuerdo de tu risa y de tu compañía
Con el mundo apagado y la piel encendida, encendida

No se debe, no se puede
Qué sabrán los demás del dolor que se siente

Hemos sido testigos del miedo
El silencio quería ganar la carrera primero
Tuvimos el oro en las manos sin saberlo

Nadie puede medir la distancia entre el cielo y el mar
Sin embargo veo desde mi orilla que se pueden tocar

Por la calle rescato tu nombre
De cada esquina y cada banco donde nos miramos
Con la mano en el pecho y el suelo temblando, temblando
Por la noche quiero que me duerma
Cada recuerdo de tu risa y de tu compañía
Con el mundo apagado y la piel encendida, encendida

No se debe, no se puede
Qué sabrán los demás del dolor que se siente

El amor no es un papel con nuestros nombres
Lo nuestro no entiende de ningunas condiciones
Un camino tiene siempre dos direcciones
Y vivimos en medio, amando a tirones

Por la noche quiero que me duerma
Cada recuerdo de tu risa y de tu compañía
Con el mundo apagado y la piel encendida, encendida

Por la calle rescato tu nombre
De cada esquina y cada banco donde nos miramos
Con la mano en el pecho y el suelo temblando, temblando, temblando
Por la noche quiero que me duerma
Cada recuerdo de tu risa y de tu compañía
Con el mundo apagado y la piel encendida, encendida

No se debe, no se puede
Qué sabrán los demás del amor que se siente