Quantcast

Cómo cambiar de médico de cabecera

Cambiar de médico de cabecera no tiene por qué convertirse en un dolor de cabeza. Este tipo de decisión es algo completamente personal, y depende de qué tan cómodo puedas sentirte con el profesional que te brinda los cuidados necesarios para tu salud.

Aún cuando puedes elegir libremente con qué profesional de atención primaria atenderte, lo cierto es que en algunas comunidades autónomas esto continúa siendo un desafío. Ahora bien, si es una decisión tomada y quieres verte con uno diferente al que te atiende en el centro que te corresponde, quédate a conocer cómo puedes cambiar de médico de cabecera.

Un médico de cabecera: el mejor aliado para un estado de salud óptimo

Son muchas las razones por las que contar con un médico de cabecera ante cualquier eventualidad se convierte en un verdadero alivio. 

En cada una de las comunidades autónomas te garantizan la atención por un profesional de la salud debidamente capacitado que además puede atenderte en el centro de salud más cercano a tu domicilio.

No es necesario tener algún padecimiento específico para ser atendido, pues, la prevención es ante todo, su labor más importante.

Cómo cambiar de médico de cabecera

Razones que te pueden llevar a desear cambiar de médico de cabecera

Cómo cambiar de médico de cabecera

Aún cuando la labor del médico de cabecera es principalmente la atención primaria y el chequeo rutinario, existen diversas razones que pueden llevarte a considerar seriamente la posibilidad de cambiarlo por otro profesional de la salud.

Son diferentes las razones que pueden llevarte a plantear esta posibilidad, y la mayor parte de las veces obedece a inconvenientes con el acceso al horario de consulta, cambio de dirección, en el caso de pacientes pediátricos: el fin de la edad establecida, e incluso los problemas derivados de problemas de comunicación entre médico y paciente.

Analiza los pro y contras de tu decisión

espera

Según la razón que te esté llevando a tomar la decisión de cambio de médico, puedes analizar los pro y contras de las mismas y determinar si realmente se trata de una decisión tomada. 

Obviamente, si la razón obedece a cambio de residencia o cambio de edad de atención (caso pediatría), no hay nada que pensar. Ahora bien, si se debe a algún malentendido con el profesional de la salud, debes evaluar si en realidad se trata de una causa que no tenga ninguna salida en la posibilidad de la comunicación abierta entre médico y paciente.

Si consideras que la decisión ya está tomada, no debes sentirte presionado o incómodo, pues, está es completamente personal y no tienes porqué dar explicaciones una vez lo hayas decidido.

Cambiar de médico, algo más sencillo de lo que parece

Cómo cambiar de médico de cabecera

Si la decisión está tomada y no hay vuelta atrás, te convendrá saber que no será tan complicado como seguramente piensas. De hecho, son muchos los ciudadanos españoles que residen en diferentes comunidades autónomas, los que recurren al cambio de profesional de salud.

En muchas de las comunidades autónomas el procedimiento a realizar es muy similar, así que no tienes de qué preocuparte, porque seguramente lo que te comentaré, te resultará de provecho. En el caso de Madrid, puedes realizar la solicitud personalmente o a distancia.

Cómo puedes hacer el trámite de manera personal

Cómo cambiar de médico de cabecera

Si vives cerca del centro de salud y deseas hacer el trámite personalmente, puedes hacerlo rápidamente.

Acércate hasta el centro de salud donde desees ser atendido o en el que labore el médico de tu confianza con el que quieres atenderte. Realiza la solicitud pertinente y la junta administradora se encargará del resto modificando los datos del médico que te asistirá en los datos de tu tarjeta sanitaria.

También puedes hacer la solicitud sin salir de casa: hazla vía online para tu comodidad

online

En caso de tener algún tipo de limitación física que te impida dirigirte hasta el centro de salud, o que simplemente no desees movilizarte de tu casa o trabajo para hacer el trámite, tienes la opción de hacerlo vía online.

Para hacerlo con esta modalidad, simplemente ingresa a la web del Servicio de Salud y selecciona el centro que te interesa. También puedes buscar directamente al profesional de la salud que quieres que te atienda. Para que la solicitud pueda cursar, debes tener un DNI electrónico o un certificado digital.

Cómo puedes lograr la atención por el especialista adecuado

personalmente

Generalmente las plantillas de los centros de salud cuentan con profesionales médicos especializados en diferentes áreas. Aún así, siempre será necesario que tengas en cuenta los recursos médicos que tienes a tu alcance según tus condiciones de salud particulares.

Según los resultados del chequeo médico que te realice tu doctor, este podrá remitirte a algún especialista que trate alguna patología o condición que así lo amerite. 

Sí, es posible cambiar también de médico especialista

Cómo cambiar de médico de cabecera

Así como es posible cambiar de médico de cabecera, estas en libertad de decidir atenderte con otro especialista diferente al indicado por este.

Si el especialista al que te ha referido el profesional de atención primaria no te genera confianza por alguna razón, eres libre de decidir cambiarlo. Estos son derechos consagrados y como paciente, tienes plena libertad de elección

Puede resultar interesante para ti saber: Cómo saber si sufres neumonía sin ir al médico.

Cómo cambiar de especialista

Cómo cambiar de médico de cabecera

Para cambiar de especialista, el proceso es más sencillo. Normalmente, recibirás la llamada del centro de gestión de citas para confirmar tu asistencia a la que tienes pautada. En caso de querer verte con un profesional diferente, solamente debes expresarlo.

Realiza la consulta sobre la posibilidad de verte con otro especialista. Si existe, seguramente podrán atenderte como lo necesitas. 

Estas son las razones por las que pueden negar tu solicitud

Cómo cambiar de médico de cabecera

No siempre existe la posibilidad de cambiar al médico de cabecera; y las razones pueden obedecer a diferentes causas. 

Por lo general, si el médico que deseas que te atienda está comprometido con una gran cantidad de pacientes, es posible que no se logre ubicar un espacio para ti. Por ejemplo, en el caso de Madrid, se ha demandado la necesidad de aumentar la cantidad de personal médico para la atención primaria.  De igual forma, si no han transcurrido al menos tres meses desde el último cambio que se te ha adjudicado, lo tendrás más difícil.