Quantcast

¿Cómo reciclar envases de plástico según el tipo?

Una de las mayores preocupaciones que tenemos sobre la degradación del medioambiente es el excesivo uso de plástico y dónde va a parar detrás de su uso, por eso aunque se sigan usando envases de este material, es importante saber cómo reciclarlos.

El plástico se fabrica con unas resinas y otras sustancias derivadas del petróleo y cuyo resultado se moldea para adaptarse a la forma que se quiere conseguir, por eso hay todo tipos de envases plásticos reciclables: botellas, muebles, ropa, etc.. Las diversas características de los artículos de plástico (flexibilidad, dureza, etc.) también determinan cuál es el proceso de reciclado que se lleva a cabo.

Tipos de plástico que se pueden reciclar

Cada pieza de plástico tiene un método de reciclado dependiendo de su composición, gracias a esta selección el proceso es más sencillo y económico. El primer paso para el reciclaje es triturar y retirar las impurezas (otros componentes como papel), después se lavan y se tratan para volver a ser lavados por segunda vez, con esto se consigue eliminar las impurezas. Por último, el plástico reciclado se centrifuga para secarlo completamente y se vuelve a calentar y moldear para convertirlo en otros envases nuevos.

Hoy en día, podemos clasificar 7 tipos de plásticos:

  • PET o PETE 

El Tereftalato de polietileno es uno de los materiales plásticos más comunes en alimentación, ya que se suele usar sobre todo para fabricar botellas (agua, aceite, refrescos, etc). Aunque puede reutilizarse acaba deteriorándose liberando toxinas, por eso es mejor reciclarlo.

  • PE-HD o HDPE

El polietileno de alta densidad es un tipo de plástico más rígido, por eso se utiliza para contener zumos, leche, geles, detergentes, etc., y otros líquidos de mayor peso y productos de droguería. Al ser un plástico más robusto es más resistente a la corrosión que provocan los productos de limpieza y la humedad.

  • PVC 

El Policloruro de vinilo es un plástico muy duro y versátil, por eso es muy útil para embalar productos no alimenticios. Normalmente se usa en la fabricación de materiales para la construcción (cables, tuberías, etc) y en equipamiento médico entre otros.

  • LDPE 

El Polietileno de baja densidad es muy flexible, resistente e impermeable, por lo que es muy adecuado para fabricar bolsas de alimentos, film transparente, bolsas de basura, botellas, etc. Aunque suele reutilizarse no siempre puede ser reciclado.

  • PP

El Polipropileno es muy resistente al calor lo que lo convierte en un plástico muy útil para fabricar utensilios de cocina (platos, cubiertos, pajitas, etc.) y otros elementos que se usan en la cocina. Este plástico soporta bien los cambios de temperatura sin ser perjudicial, por lo que también se usa en envases de mantequilla o yogur.

  • PS 

El Poliestireno, también conocido como Porexpán, se moldea fácilmente y es muy aislante, por eso con él se fabrica embalaje con espumas y material electrónico.

  • O (otros plásticos)

En esta clasificación se incluyen aquellos tipos de plástico que no pueden reciclarse, ya que han sido fabricados con la mezcla de diferentes resinas.