Quantcast

Educación, Sanidad y Universidades analizan el regreso a las aulas tras la Navidad

Los Ministerios de Sanidad y de Educación y FP celebrarán una reunión conjunta con los consejeros de las comunidades autónomas este martes, 4 de enero, para analizar el regreso a las aulas tras las vacaciones de Navidad. El encuentro tendrá lugar a las 9.00 horas en La Moncloa y en él también estará presente el ministro de Universidades, Joan Subirats, ya que en la reunión se abordará igualmente el regreso a las clases en el ámbito universitario.

La postura del Gobierno, la comunidad educativa y en genral de las comunidades autónomas, es no retrasar la ‘vuelta al cole’ tras las fiestas navideñas. Tampoco los rectores están por la labor.

Extremadura fue la primera autonomía que abrió el debate al avanzar que solicitaría una reunión para tratar el tema durante el pasado Consejo Interterritorial de Salud con el objeto de acordar una estrategia común.

De momento, los presidentes de Castilla y León y de Castilla-La Mancha han rechazado retrasar la ‘vuelta al cole’, y gobiernos como el de Cataluña, Baleares, Asturias, La Rioja, Galicia y Comunidad Valenciana ya han asegurado que no se retrasará el regreso a las clases, manteniéndose en las fechas previstas, para el 10 de enero.

Otras regiones se mantienen a la expectativa, como la Comunidad de Madrid y Murcia. Con respecto Madrid, su consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha señalado que el Gobierno regional esperará «un poco más» para tomar la decisión de cómo será la ‘vuelta al cole’ tras las vacaciones de Navidad, si bien dicha región anunció hace unos días que, ante casos esporádicos, no se realizarán cuarentenas en los centros educativos.

Mientras, el consejero de Salud de Murcia, Juan José Pedreño, ha dicho que es un proceso que debe quedar en manos de los datos de la evolución de la incidencia y de los casos que se vayan sucediendo. Andalucía, por su parte, prevé una vuelta al cole presencial, salvo en nivel 3 de alerta y desde 3º de ESO.

EDUCACIÓN APUESTA POR LA PRESENCIALIDAD

El Ministerio de Sanidad es quien tiene competencia para decidir qué medidas deberían llevarse a cabo a nivel sanitario en los centros educativos, pero estas medidas han de tratarse conjuntamente con Educación, como así se ha ido realizando desde el inicio de la pandemia.

La última reunión conjunta entre ambos Departamentos con los consejeros de cada región tuvo lugar a finales de mayo. En dicho encuentro, que se convocó para abordar el inicio del curso escolar 2021-2022, se acordó que la actividad lectiva sería «presencial para todos los niveles y etapas del sistema educativo», la posibilidad de flexibilizar la distancia de seguridad de 1,5 metros a 1,2 metros en escenarios de baja incidencia, y el mantenimiento de los denominados ‘grupos burbuja’ desde Infantil a 4º de Primaria.

Desde el Departamento que dirige Pilar Alegría insisten en que el porcentaje de aulas confinadas en la última semana continúa estando por debajo del máximo registrado (entre un 1,6% y un 1,7%) cuando reabrieron los colegios en septiembre del año pasado.

En concreto, en la última semana lectiva de clases, del 15 al 22 de diciembre, se pusieron en cuarentena un total de 5.433 aulas en toda España, lo que representa un 1,30% del total, según los datos facilitados por las comunidades autónomas al Ministerio de Educación y FP.

En cualquier caso, la educación es el ámbito que más contagios registra desde hace tres semanas, por encima del ámbito laboral o del ocio. Según los últimos datos de Sanidad, en la semana del 10 al 17 de diciembre se notificaron 334 brotes con 1.979 casos en los centros educativos, la mayoría en Primaria, si bien estos datos eran más bajos a los registrados en las dos semanas anteriores, debido a que el 15 de diciembre es cuando dio inicio la campaña de vacunación infantil.

En este sentido, fuentes del Ministerio destacan que, a día de hoy, un tercio de la población infantil (entre los 5 y los 12 años) tiene ya la primera pauta de la vacuna contra la Covid-19, por lo que la previsión que maneja Educación es que, a la vuelta de las vacaciones navideñas, la cifra de contagios baje.

Desde el Ministerio, cuya apuesta sigue siendo la presencialidad, piden no generar «alarma» por esta cuestión y señalan que los niños se están contagiando en entornos ajenos al ámbito educativo y que los colegios siguen siendo espacios seguros.

LA COMUNIDAD EDUCATIVA, EN CONTRA DE RETRASAR LA VUELTA

Tanto alumnos como padres, profesores y centros, están en contra de retrasar la vuelta a las clases tras las Navidades. «Si se está volviendo a la normalidad laboral y se están vacunando ya muchos estudiantes, no hay por qué retrasar la vuelta de los estudiantes», asegura la presidenta de la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes (CANAE), Andrea Henry.

También las asociaciones de padres como la Confederación de Padres y Madres de Alumnos (COFAPA) y la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (CONCAPA) son partidarios de volver a las aulas en las fechas previstas, pero piden más medidas e información sobre la campaña de vacunación.

Por su parte, sindicatos como CCOO, CSIF, UGT y STES piden reforzar las medidas anti-Covid y que la sustitución de docentes contagiados sea más efectiva. «Para nosotros, el debate no es retrasar o no la vuelta a las clases, sino poner medios y recursos necesarios para garantizar una presencialidad segura», ha dicho Francisco García (CCOO). «Se debe impulsar la vacunación de niños y adolescentes y la dosis de refuerzo para los trabajadores de la Enseñanza», dice Maribel Loranca (UGT), que también exige medidas consensuadas entre Gobierno y comunidades autónomas.

También los centros púbicos, representados en la Federación de Asociaciones de Directivos de Centros Educativos Públicos (FEDADI), no quieren ni retrasar la vuelta a las clases ni que estas sean telemáticas porque «el sistema de educación presencial es necesario» y ya se mantuvo la presencialidad cuando no se estaba vacunando a los menores. En cualquier caso, su presidente, Toni G. Picornell, exige «máxima prevención».

«Los colegios privados creemos que, aun siendo una situación complicada, hay que poner todos los medios y recursos para volver con presencialidad. Es fundamental garantizar la educación y la salud mental de nuestros niños y jóvenes, para que no se vean aún más afectados», sostiene finalmente Elena Cid, directora general de la Asociación de Colegios Privados e Independientes (CICAE).

Por su parte, Crue Universidades Españolas defiende la presencialidad en el regreso a las aulas tras las vacaciones de Navidad y que esta vuelta a las clases se haga con la «máxima normalidad posible».