Quantcast

CCOO critica el Plan de Atención Primaria impulsado por Sanidad

Comisiones Obreras (CCOO) ha criticado el ‘Plan de Acción de Atención Primaria y Comunitaria para los años 2022 y 2023’, aprobado en el último Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, ya que, conteniendo «algún elemento positivo, no está a la altura de la situación de emergencia de los servicios de atención primaria (AP) del Estado».

«Está lleno de buenos propósitos e inconcreciones en los puntos fundamentales, como es la financiación y la política de personal», señalan, para añadir que «lo más importante de los servicios sanitarios son los profesionales que trabajan en ellos». «Es irresponsable mandarlos a la trinchera sin recursos, porque han aguantado, pero están a punto de quebrarse. Y si se quiebran será difícil recuperarlos de nuevo», apuntan desde el sindicato.

Por todo ello, afirman temer que el deterioro de los servicios de AP sea, «como lo está siendo ya», el camino hacia la privatización de la sanidad. «En este país sabemos lo que es la beneficencia como prestador de servicios esenciales a las personas que no pueden costearse un seguro privado y las graves repercusiones en la salud a los que si pueden costeárselo», señalan.

Tal y como recuerdan, su manifiesto ‘Salvemos la Atención Primaria’ identificaba problemas y proponía soluciones en 5 áreas: recursos, personal, organización y gestión, desarrollo de la orientación comunitaria e investigación y docencia. En este sentido, repasan si el Plan propone soluciones concretas e inmediatas en dichos ámbitos.

En cuanto a los recursos, el problema identificado era la insuficiencia crónica de recursos presupuestarios de la AP desde los recortes en la crisis de 2007. Sin un incremento sustancial de los presupuestos destinados a la AP en todas y cada una de las CCAA, el resto de las soluciones son «declaraciones de intenciones sin valor por lo repetidas e inalcanzables».

Sin embargo, en el Plan hay 3 objetivos de financiación, pero en ninguno de ellos se cuantifica la dotación presupuestaria. «En el cronograma se da de plazo hasta diciembre de 2022 para la disposición de un presupuesto finalista, pero, mientras, no hay ninguna otra proposición», critican desde CCOO.

Otro problema identificado era la insuficiencia de personal, la precariedad de los contratos, la falta de valoración de la especialidad de enfermería familiar y comunitaria y la necesidad de incorporar nuevos profesionales a la AP. «En el Plan se habla nuevamente de la evaluación de necesidades, cuando este es un tema resuelto hace años», apuntan.

El problema reside, según CCOO, en que se creen las vacantes necesarias y se saquen con urgencia a oferta de empleo, para las que se da de plazo hasta diciembre del 2023. «Se habla de la aplicación del Decreto ley 14/2021, que es obligación de toda la administración pública; de la promoción de la contratación estable como propósito sin concretar; del ajuste de los profesionales formados a la necesidades, pero nuevamente como propósito», critican.

Como punto positivo, sin embargo, reconocen el valor y la prioridad de la especialidad de enfermería familiar y comunitaria, pero lamentan que no se mencione la incorporación de otros profesionales a la AP. «En resumen, nada nuevo que vaya a aliviar la situación urgente de carencia de recursos humanos de AP y su desplazamiento fuera del nivel primario, según las decisiones de las gerencias», argumentan desde CCOO.

En cuanto a la organización de los centros de AP y la gestión, señalan como uno de los problemas asistenciales más graves de la AP la demora de las consultas presenciales y el abandono de las actividades de prevención y promoción de salud. En el contexto actual, recuerdan, «las consultas no presenciales (telefónicas, videoconsultas) son una barrera al acceso para muchos usuario en vez de una ayuda».

En el Plan, según CCOO, la demora asistencial, el abandono de actividades y el uso sustitutivo de las consultas telemáticas «no se reconocen como problemas». «No establece objetivos de demora asistencial para los servicios en consulta salvo para la atención no demorable (24 horas) y la gestión de solicitudes (24 horas), y es grave que el Plan no reconozca la prioridad de los servicios presenciales y la complementariedad del resto».

Asimismo, otro «grave problema olvidado» para CCOO es la deficiente coordinación con la asistencia hospitalaria. Por último, en el plan no se habla de la descentralización ni de la potenciación de la gestión desde el centro de salud.

Por otro lado, también identifican como problema el desarrollo desigual de la orientación comunitaria en los centros de salud, «dejados al voluntarismo no reconocido de sus profesionales».

Este problema se ha agudizado con la pandemia, desapareciendo en la mayor parte de los centros todas las actividades comunitarias. Tal y como recuerdan desde CCOO, la propia población ha suplido esta carencia organizando programas de apoyo mutuo en muchas ocasiones al margen de los centros de salud. En este apartado, también critican que no citen en la estrategia a los departamentos de Salud Pública y que no establezcan líneas estables de coordinación con AP.

En el apartado de investigación y docencia, se identificaba como problema las dificultades prácticas de la incorporación de profesionales de primaria a la investigación y la docencia, ya que, en muchas ocasiones, las actividades en este campo se desarrollan fuera del horario de trabajo y de forma voluntarista.

Para CCOO, en el Plan, ninguna de las actividades propuestas resuelve los problemas reales que los profesionales asistenciales tienen para hacer investigación y docencia dentro de su jornada de trabajo.

En cuanto a la digitalización, señalan que les parece «peligroso» la incorporación a la cartera de servicios la atención no presencial sin previamente haberla definido como instrumento complementario de la atención presencial.