Quantcast

Aragonès reprocha que «el TSJC ha pasado a legislar» sobre la lengua en la escuela

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha rechazado este viernes que se judicialice la lengua en la educación en Catalunya: «El TSJC ha pasado a legislar él. Las cuotas no existen en ninguna normativa; las han puesto ellos para decir que haya una proporción entre dos lenguas».

«Esto no lo deben hacer los jueces, porque no saben de eso. Yo, tampoco. Lo deben hacer los docentes, que son los que saben», ha dicho en una entrevista de Catalunya Ràdio.

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) acaba de fijar un 25% de educación en castellano en una escuela de educación infantil y primaria de Cubelles (Barcelona) al estimar parcialmente la denuncia de una familia del centro, que pidió la escolarización en catalán y castellano a partes iguales.

«Ante esta ofensiva judicial, en este caso vemos cómo la judicatura acaba alineándose con posiciones políticas del nacionalismo español», ha añadido Aragonès.

NO ACOSTUMBRARSE «A LA MENTIRA»

Además, ha justificado la querella del Govern ante el TS contra el líder del PP, Pablo Casado, por decir que hay profesores con instrucciones de no dejar ir al baño a los niños que hablan en castellano: «Es absurdo, y, como lo dicen cada día, no nos podemos acostumbrar. No nos podemos acostumbrar a la mentira».

Sobre la insumisión lingüística anunciada desde tres institutos de Girona, ha respondido que todo pronunciamiento a favor de mantener el modelo lingüístico es bueno, pero que el Govern «lo que debe hacer es amparar y dar instrumentos educativos».

Estos instrumentos son defender a los trabajadores públicos de la enseñanza; trabajar con la Inspección para que se cumplan los planes educativos de cada centro que prevén la lengua en que se imparten las clases; acompañar a los centros afectados por medidas cautelares o sentencias, impulsando la codocencia para garantizar el catalán; y un «refuerzo legislativo» con consenso político, social y pedagógico.

Ha concretado ese refuerzo: «Un cambio legislativo de la Ley de Educación de Catalunya para reforzar lo que ya dice la ley, pero deberemos hacerlo para darle más fortaleza ante determinadas decisiones judiciales».

Al planteársele que el presidente del Gobierno no ha defendido el modelo lingüístico de Catalunya, ha respondido que eso demuestra que la independencia es lo que blindará los derechos de los catalanes, por lo que ha defendido un referéndum, y ha añadido: «Mientras tanto, no estaremos de brazos cruzados».

Ademas, ha asegurado que el modelo de escuela catalana funciona y que su primer reto no ningún problema lingüístico, sino «atender las desigualdades económicas».

JOSEP LLUÍS TRAPERO

En cuanto al reciente cese del major de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, ha negado que se deba a razones políticas, sino que «ahora se abre una nueva etapa» de modernización del cuerpo, y ha calificado de muy importante el trabajo que ha hecho.

Entre los cambios para modernizar a los Mossos ha citado afrontar un aumento de agentes, feminizar el cuerpo policial y rejuvenecer la cúpula directiva.

MESA DE DIÁLOGO

Respecto a los trabajos previos a la mesa de diálogo Generalitat-Gobierno, ha reiterado que los encuentros públicos se harán cuando haya acuerdos sólidos para hacerlos públicos.

Al preguntársele por si Junts participa en esos contactos previos, ha respondido que la delegación del Govern en esta mesa es la que se aprobó «y, por tanto, es la que está actuando».

Sin embargo, ha dicho que «evidentemente las puertas siguen abiertas y, cuando ellos tomen la decisión, pues bienvenidos», porque nadie sobra para defender la autodeterminación y la amnistía.