Quantcast

León de Aranoa, tras pasar el corte de los Oscar, pide a académicos ver ‘El buen patrón’

El director Fernando León de Aranoa ha celebrado que ‘El buen patrón’ haya pasado el corte de la conocida como ‘shortlist’ de la Academia de Hollywood y ya esté entre las 15 cintas candidatas a optar al Oscar a mejor película extranjera con un largometraje que «se defiende solo».

«Ahora tengo ganas de que los académicos vean la película porque confío en ella y se defiende sola. Tiene narración, temática y tono, con un humor cercano a las comedias italianas de los años 60 y a cine clásico», ha explicado en declaraciones el realizador, quien además apunta a que desde enero habrá más pases para académicos.

«Ahora vamos a Palm Spring, donde ya estaba seleccionada la película y a Javier Bardem le dan un premio y creemos que es el mejor sitio donde la película puede aterrizar», ha añadido el productor de ‘El buen patrón’, Jaume Roures.

Respecto a los competidores en la categoría de mejor película extranjera, León de Aranoa reconoce que ya tiene dos nombres en mente. «Todos hemos leído mucho y escuchado el nombre de Sorrentino –con ‘Fue la mano de Dios’–, pero también está sonando la japonesa –‘Drive My Car’, elegida como la mejor película del año por la asociación de críticos de Nueva York–«, ha indicado.

Hace más de un mes, al conocerse que ‘El buen patrón’ era la película elegida, el director reconocía que él era el más optimista dentro del equipo, frente al pesimismo de Roures. «No es que ahora sea más derrotista aún, pero reconozcamos las dificultades objetivas de que hay mucha y buena competencia», ha defendido el productor catalán.

Ambos vivieron el corte de la ‘shortlist’ cruzándose mensajes «con humor y haciendo bromas». Al conocer que ‘El buen patrón’ lo había pasado, León de Aranoa ha «confirmado» su idea de que la película ha gustado en los pases previos que se han hecho en Estados Unidos –en Nueva York y Los Ángeles–.

«De lo que más ganas tenía allí era de escuchar la sala. Eso es lo mejor, porque es donde sientes que la percepción de la película es más cálida. El público norteamericano es más expresivo y hubo una recepción muy buena no solo con las situaciones cómicas, sino también con el personaje. Eso me hizo sentirme muy tranquilo desde el minuto cinco», ha concluido.