Quantcast

El Congreso prevé habilitar enero para avanzar en la reforma de la ‘ley mordaza’

El Congreso tiene previsto habilitar el mes de enero para avanzar en la reforma de la de la Ley de Seguridad Ciudadana, la conocida por sus detractores como ‘ley mordaza’, y planea celebrar hasta tres reuniones de ponencia para discutir las enmiendas registradas por los grupos, con idea de poder llevar el texto en febrero a la Comisión de Interior.

Este es el calendario de trabajo que se ha esbozado este miércoles durante la primera reunión de la ponencia encargada de tramitar la proposición del PNV para retocar la polémica norma aprobada con la mayoría absoluta del PP en 2015.

El PP y Vox, que rechazan la reforma, se han opuesto a solicitar a la Mesa del Congreso que se habilite enero –inhábil a efectos parlamentarios– para discutir las enmiendas de los grupos. El resto de formaciones presentes en la reunión sí han apoyado convocar la ponencia los miércoles 12, 19 y 26 de enero.

La ponencia, que se reúne a puerta cerrada, tiene la misión de emitir un informe sobre la iniciativa que después se elevará a la Comisión de Interior y finalmente al Pleno del Congreso.

La reforma de la ‘ley mordaza’ fue presentada al Congreso por el PNV, pero se pasó semanas bloqueada hasta que el pasado mes de octubre los dos socios del Gobierno, el PSOE y Unidas Podemos anunciaron un acuerdo sobre varios apartados. Eso sí, dejaron pendiente el tratamiento de las llamadas devoluciones en caliente.

RECHAZO DE OPOSICIÓN Y COLECTIVOS POLICIALES

Los principales sindicatos de la Policía Nacional y asociaciones de la Guardia Civil han mostrado su rechazo a ese acuerdo de PSOE y Unidas Podemos. De hecho, la plataforma Jusapol había anunciado una concentración frente al Congreso el 14 de diciembre, aunque luego la anuló al no reunirse la ponencia este día.

Jusapol, la plataforma de la que han surgido Jupol y Jucil, organizaciones mayoritarias en la Policía y la Guardia Civil, aseguró hace unos días que posponía la concentración frente al Congreso, aunque avisando que volvería a convocarla una vez que se reiniciaran los trámites parlamentarios de la reforma legislativa.

Los principales sindicatos y asociaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, apoyados por PP, Vox y Cs, participaron el pasado 27 de noviembre de forma unitaria en una manifestación en Madrid en la que mostraron su rechazo a la reforma planteada por el Ejecutivo que preside Pedro Sánchez. También hicieron lo propio frente a las delegaciones del Gobierno días antes.

«Lo que está en peligro es el respeto a los derechos de todos, que los violentos tomen el control de las calles», señalaron los convocantes en la lectura de un manifiesto en la manifestación de Madrid. También criticaron la gestión del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, al que reclamaron diálogo para escuchar a los representantes de policías y guardias civiles.

El pasado 13 de diciembre, Unidas Podemos anunció que había remitido un informe a la Comisión de Venecia, órgano consultivo del Consejo de Europa, en el que alertaba de la oposición de sindicatos policiales y partidos políticos de derechas a la reforma la ‘ley Mordaza’.

La medida ha sido criticada por varios sindicatos policiales, al entender que «coarta» la libertad de expresión. De hecho, denuncian que esto mismo es una contradicción porque el Gobierno justifica la reforma de la ‘ley mordaza’ en la necesidad de garantizar el derecho de manifestación, en equilibrio con la seguridad jurídica de las actuaciones policiales.