Quantcast

Calviño defiende el plan de recuperación del Gobierno para volver a «la senda de prosperidad»

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha defendido este miércoles, en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, las políticas económicas y el plan de recuperación del Ejecutivo, que permitirán volver a España a «la senda de prosperidad» en la que se encontraba antes de la crisis financiera de 2008.

Calviño ha explicado ante la Cámara Baja que la política económica del Gobierno se basa en la responsabilidad fiscal, la justicia social, y las reformas estructurales mirando el futuro para «responder de forma eficaz a la pandemia» y garantizar «una recuperación fuerte, sostenida y justa«.

Estas medidas han sido, según Calviño, «eficaces a corto plazo«, pero pensadas al mismo tiempo para actuar «con las luces largas» y asegurar una recuperación duradera.

Además, la ministra de Asuntos Económicos ha contrapuesto la actuación de su Gobierno ante la pandemia con las medidas adoptadas por el Partido Popular en la crisis anterior. «Tuvo una respuesta absolutamente diferente, contraria a la que hemos dado desde este Gobierno, actuando con responsabilidad, determinación y, sobre todo, pensando en el bienestar de los ciudadanos españoles», ha manifestado en el Congreso.

En cuanto a los pilares del plan de recuperación, Calviño ha señalado que la responsabilidad fiscal ha servido para utilizar la política fiscal en apoyo del tejido productivo, del empleo y de las rentas familiares. También como amortiguador del impacto negativo de la pandemia y minimizar los lastres para la recuperación económica.

Las medidas de justicia social se desplegaron «pensando en todo momento en los más vulnerables» y ha citado el Ingreso Mínimo Vital (IMV), los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), la protección del empleo, el escudo social y la protección contra el alza de los precios de la energía.

Por último, ha indicado que las reformas estructurales mirando al futuro se han desarrollado como «un plan de país» que permite a España «encarar los próximos años con esperanza y confianza«.