Quantcast

LA MAMA, una comedia existencial que no te puedes perder

  • Dos monjas de clausura, cargadas de secretos y buenas razones, deciden dar un golpe de Estado en el Vaticano, justo en el momento en el que se celebra la elección del nuevo Papa.
  • Una comedia existencial, con intriga y mucho humor en la que podrás reírte de tus propios prejuicios.

Jesús García, autor y director del espectáculo, asegura que no es una obra de teatro irreverente, ya que siempre escribe desde el respeto a todos y cada uno de los tipos de público. Se ríe de sus propios prejuicios y de la dualidad en el plano espiritual de lo que cree o no está del todo de acuerdo. Es una obra que mueve y remueve algunos cimientos que están estructurados en la sociedad, e independientemente de cuáles sean tus creencias, es una obra que te va a hacer pensar, y sobre todo, reír. Además, cuenta con un final muy potente y dos actrices sublimes.

Cartel de «LA MAMA»

La obra de teatro sigue una línea surrealista sobre la Divina Providencia en la que las protagonistas reflexionan acerca de su paso por el convento de clausura, al que accedieron por motivaciones muy distintas, pero ambas encontraron su ‘zona de confort’. Sor Agustina y Sor María forman un dúo cómplice que no puede entenderse la una sin la otra, aunque no todo es como parece, ya que, a lo largo de la interpretación, surgen divertidos enfrentamientos entre ellas que hacen de la pareja una amistad realista y un tanto sarcástica.

UNA OBRA DE LO MÁS DIVERTIDA

A pesar de contar con un reparto reducido, una temática controvertida y tan sólo un mismo escenario para representar una actuación de 90 minutos, LA MAMA es una pieza que consigue hacer partícipe al público de la historia, ya que involucra a los espectadores en ella y realiza cambios y puestas en escena capaces de sumergirte en la trama de forma muy diferente y entretenida.

Inés León y María Cobos interpretando ‘LA MAMA’

Las actrices, Inés León (Sor Agustina) y María Cobos (Sor María) se adentran en un papel aparentemente sencillo, ya que se muestran como dos monjas que sólo quieren remodelar el estatus de la Iglesia, pero Agustina se caracteriza por su soberbia y afán de mandar sobre Sor María, una mujer divertida que, como ella dice, no se calla ni debajo del agua. De esta forma, se crea un montaje lleno de situaciones embarazosas y diálogos divertidos que nunca pierden el ritmo.

DOS MUJERES DE ARMAS TOMAR

El deseo y la desobediencia traen consigo, en algunas ocasiones, la violencia, y en una sociedad en la que la Iglesia se concibe por medio del Papa, las mujeres deben contar primero con su aprobación para poder optar a más responsabilidad en un orden eclesiástico que todavía se considera insuficiente para ellas, por lo que deciden tomar el poder por sus propios medios, llenando de situaciones sorpresa el espectáculo.

Sor Agustina y Sor María tomando el control del Vaticano

El director Jesús García se centra en la desigualdad como tema principal, un hecho no más alejado de la realidad que refleja a través de sus dos personajes principales y que incita a reflexionar sobre cuestiones sociales, como la función del Papa, y por qué no, de La Mama.

UN TEATRO MUSICAL

Este proyecto cuenta con la música como herramienta para dar continuidad a la obra y hacer de las escenas un momento ameno e inigualable. En ocasiones, las monjas María y Agustina, dotan de musicalidad a la obra gracias a las canciones que componen en el escenario, dándoles el punto de humor que tanto caracteriza a la pieza teatral.

Esta combinación de música y comedia es la que da ese buen rollo a la obra y hace que sea más fácil apreciar las partes musicales en las que los personajes muestran la mayor parte de sus sentimientos. Los momentos en los que Sor María toca la guitarra aportan dinamismo a la obra, mientras que Sor Agustina cuenta experiencias y hechos a través de su voz y sus canciones.

Sor Agustina y Sor María a la entrada del Vaticano

En una obra musical es clave que las canciones se integren bien con lo que se cuenta, y ‘LA MAMA’ sin duda, lo ha conseguido, ajustando sus melodías a las emociones que cada escena requiere y los personajes quieren representar.

TODOS LOS DOMINGOS

LA MAMA, que estará hasta el 19 de diciembre en el Teatro la Marquina de Madrid, continuará su producción en 2022 todos los domingos a las 20:30h, un espectáculo que no te puedes perder si quieres disfrutar de una obra teatral de lo más cómica y divertida.

Puedes adquirir tu entrada pulsando aquí.