Quantcast

Microondas industrial para restaurantes y negocios hosteleros

Todos tenemos un microondas en casa, pero es evidente que las necesidades de los negocios relacionados con la restauración tienen poco que ver con las domésticas, de ahí que usen un microondas industrial.

Estas máquinas son similares a las que tenemos en casa, su funcionamiento es el mismo, sin embargo, poseen una serie de características que las hacen aptas para el trabajo duro y continuado como el que se desarrolla en los restaurantes.

¿Qué diferencias hay entre un microondas industrial y uno doméstico?

Es evidente que dos electrodomésticos destinados a usos muy distintos deben tener algunas diferencias.

La potencia

Si comparamos las potencias de ambos hornos la diferencia es más que notable. Mientras que el microondas de casa puede tener entre 700 y 1000 W, los que se utilizan en los negocios en los que se dan comidas tienen alrededor de 1800 y suelen superar los 2000 en muchos casos.

Además, lo normal es que lleven dos magnetrones, que son los dispositivos que transforman la energía eléctrica del enchufe en energía electromagnética que calienta la comida.

El material con el que está hecho

Un microondas industrial tiene que ser robusto y debe facilitar la limpieza con productos que pueden ser agresivos. Por eso, suelen estar fabricados siempre en acero inoxidable que es un material robusto y resistente. Eso sí, el acero inoxidable no debe de ser lavado nunca con lejía o productos corrosivos.

El sistema de apertura

En un microondas doméstico puede haber varios sistemas de apertura. Desde un hueco integrado en la puerta en los más económicos hasta la apertura por botón en los más caros.

Los industriales no pueden tener esos botones ni depender de un muelle con el fin de abrirse, por lo que traen un asa robusta de la cual hay que tirar cuando queremos abrir la puerta.

Funciones de un microondas industrial que mejoran el día a día en una cocina

Dentro de los hornos microondas de uso industrial ocurre como con los domésticos, es decir, que se pueden comprar aparatos con más o menos funciones. Algunas de las que hacen el trabajo en la cocina más fácil son las siguientes.

Botones digitales de un toque

Cuando trabajamos con alimentos la rapidez es fundamental. De este modo, el microondas es mejor que no tenga ruletas ajustables, sino botones digitales grandes que se activen con un solo toque.

Base de cerámica

El plato giratorio está bien para las viviendas, pues sus hornos únicamente vienen un magnetrón. En el caso de los industriales siempre traen al menos dos, por lo que no hace falta que los platos giren para calentarse.

Podemos colocar varios alimentos a la vez en una base de cerámica, optimizando el espacio y ayudando mucho a la limpieza al tener una superficie lisa.

Convección forzada

Los clientes no esperan, de manera que podemos cocinar alimentos en el microondas en muy poco tiempo combinando la radiación que emiten con la convección, que no es más que el uso del aire caliente.

Con la convección los alimentos se cocinan antes y de manera uniforme, algo que agradecerán los clientes.

¿Qué microondas industrial ofrece la mejor relación precio-calidad?

Ahora mismo el microondas industrial Eurofred EHP180M es el que ofrece la mejor relación precio-calidad del mercado, de manera que siempre es una compra recomendable para equipar nuestra cocina.