Quantcast

Cómo hacer un osito con una toalla

¿Te gustaría hacer un osito con una toalla? Pues a continuación te explicaremos de forma sencilla cómo hacer este y otras figuras con toalla.

LE PUEDE INTERESAR: CÓMO ELIMINAR EL MAL OLOR DE LAS TOALLAS (A PESAR DE HABERLAS LAVADO)

El osito con una toalla sirve para un regalo para niños o un bebé o darle un toque especial a la toalla de tu hijo. Es sumamente sencillo solo basta con tener creatividad y seguir los pasos.

Así que toma nota a continuación para darle un toque especial y único a la toalla de los más pequeños.

Paso a paso para hacer un osito con una toalla

Paso a paso para hacer un osito con una toalla

Para hacer el osito con una toalla lo que debes tener a la mano es lo siguiente:

  • Toalla color marrón o del color que más te guste.
  • Gomitas o bandas elásticas 3
  • Cinta decorativa

¿Qué debes hacer?

Lo primero que debes hacer es estirar la toalla y luego arrollar de ambos lados hasta llegar al centro.

Posteriormente debes doblar la toalla a 3/4 de la mitad.

Lo que sigue es que con la ayuda de una banda elástica, debes sujetar con dos vueltas una tercera parte de la toalla doblada, para crear la cabeza.

Ahora con 2 bandas elásticas, sujetar con dos vueltas en cada lado de las orejas.

Decorar con una cinta alrededor del cuello, con un moño. Y listo tenemos nuestro osillo con una toalla.

Hagamos una toalla en forma de cisne

Hagamos una toalla en forma de cisne

Una de las figuras con toallas más tradicional es el cisne. El nivel de dificultad es básico y para hacerlo solo hay que extender una toalla sobre una superficie lisa. Toma los dos extremos superiores y dóblalos tal.

Desdóblalos y enróllalos siguiendo el mismo camino por donde habías doblado anteriormente. Enrolla los extremos hasta el final de la toalla. Después dobla la figura que te haya quedado por la mitad.

Sube el extremo puntiagudo y da forma a la cabeza. Finalmente toma otra toalla (si quieres puede ser de otro color) y enrolla los dos extremos. Dobla la toalla por la mitad y colócala en el lomo del cisne a modo de alas.

Al mejor estilo de una rosa perfecta

Al mejor estilo de una rosa perfecta

Para hacer una rosa extiende un paño pequeño, dobla por la mitad juntando las orillas y nuevamente dobla por la mitad. Toma un extremo del paño y de manera holgada empieza a enrollar como un cono pero dándole forma a la flor.

Recuerda que las orillas de las dobleces deben quedar hacia arriba. Sujeta la flor con una goma.

Para el tallo, dobla un paño verde por la mitad haciendo que las esquinas se crucen y formen dos triángulos. Coloca la toalla roja en el centro del paño verde y envuélvela haciendo que las puntas de la toalla simulen hojas.

Finalmente sujeta con una goma la parte inferior de las hojas y moldea para acabar de darle la forma de rosa.

Una toalla que asustan con un estilo de serpiente

Para hacer una serpiente dobla las dos puntas superiores hacia dentro. Después vuelve a doblar una de esas puntas por la mitad y enróllala formando un tubito.

Finalmente haz un nudo con el tubito y da forma a la cabeza de la serpiente. Si gustas puedes colocar una lengua y unos ojos para volver la figura más realista.

Otra figura popular es de un perrito y para hacerlo necesitas un paño pequeña, un lazo, un botón (para hacer la nariz) y un trozo de fieltro recortado en forma de orejas.

Primero enrolla el paño formando dos tubos que se unan. Después coloca la nariz entremedio en uno de los extremos.

Un poco más hacia delante coloca las orejas y dobla el conjunto sobre si mismo tres veces. Coloca la goma para sujetar la cara y finalmente coloca el lazo para dar forma al cuello y lomo.

Recuerda que debes mantener las toallas suaves para poder realizar los diseños

Recuerda que debes mantener las toallas suaves para poder realizar los diseños

Para que puedas obtener paños suaves y puedas colocarlos en las formas que desees toma nota de lo que debes hacer.

  1. Coloca la toalla en una cubeta y agrega agua fría suficiente para cubrirlas, luego añade un chorrito de vinagre blanco y un chorrito de zumo de limón.
  2. Deja la toalla remojar durante al menos 30 minutos, mientras les das vueltas para que así la mezcla penetre bien los tejidos.
  3. Luego enjuaga las toallas con agua fría para así deshacerte del limón y el vinagre. Escúrrelas bien antes de introducirlas en la lavadora.
  4. Por último solo tendrás que programar la lavadora para lavar con agua fría, y no te excedas con el detergente.

Luego de este proceso ten en cuenta que:

  • Debes sacudirlas para devolverles la forma. Para ello solo tendrás que extenderlas mientras las agitas.
  • Ahora debes secarlas al aire libre. Ten en cuenta que solo deben llevar un poco de sol el de la mañana y el de la tarde, cuando no está tan fuerte. Debe ser en un espacio aireado natural.