Quantcast

Endesa habilita para los palmeros un teléfono 24 horas para aplicar la reducción del 50% en la factura

Endesa ha puesto en funcionamiento el teléfono gratuito 900920973, al que podrán llamar todos los clientes de La Palma que deseen beneficiarse de una tarifa especial con descuentos del 50 por ciento.

Además, los clientes de Endesa podrán seguir haciendo uso para sus gestiones de los tres puntos de servicio disponibles en la Isla ubicados en Los Llanos de Aridane (C/ José González Sobaco, 1), en Santa Cruz de La Palma (C/ Avenida El Puente, 35) y en El Paso (C/ Tanausú, 8).

Precisamente, la compañía ya ha tramitado desde las oficinas presenciales 7.031 solicitudes de palmeros interesados en beneficiarse durante los próximos seis meses de la reducción de los costes de su factura eléctrica.

Con la puesta en marcha de este nuevo servicio telefónico Endesa pretende agilizar y evitar los traslados de los clientes haciéndoles más cómoda y menos burocrática esta gestión.

Según Endesa, esta acción es un gesto más de empatía, solidaridad y apoyo de la compañía ante la difícil situación que atraviesa la población de La Palma y se une al plan especial de atención y medidas urgentes puesto en marcha por Endesa a los pocos días de iniciarse la erupción.

Entre estas medidas ya se contemplaba la paralización de los cortes de suministro, planes de pago personalizados para aplazar o fraccionar las facturas y medidas especiales para los clientes cuyas viviendas resultaran afectadas directamente por la erupción.

De hecho, ya se ha procedido de manera automática a la rescisión de los contratos y anulación de las facturas, desde la fecha en la que se desencadenó la erupción, para aquellos palmeros que hayan perdido sus viviendas a consecuencia del empuje de la lava del volcán Cumbre Vieja.

En total Endesa ha dado de baja el contrato de 2.700 puntos de suministro, pudiendo restablecerse sin coste alguno para los propietarios en cuanto éstos decidan solicitar la reanudación.

Actuaciones para garantizar el suministro

Al margen de las medidas para ayudar a mitigar el impacto económico de la erupción, Endesa trabaja desde que se desató el fenómeno natural para garantizar el suministro eléctrico en la Isla. El personal encargado de gestionar las redes de distribución se ha reforzado hasta los 40 efectivos, frente a los siete que normalmente cubren el servicio.

El personal de e-distribución, la filial de distribución de Endesa, presta especial atención al discurrir de las coladas de lava que se han llevado por delante ya más de 130 kilómetros de líneas eléctricas, 85 torres de media tensión, 1.490 postes de madera de baja tensión y 19 centros de distribución propiedad de Endesa.

Los equipos sobre el terreno intervienen con inmediatez cuando la materia expulsada por el volcán está a punto de alcanzar las torres y otras infraestructuras eléctricas para evitar cortocircuitos y problemas de suministro en otros puntos de la Isla. Además, han prestado apoyo con equipos desplazados para garantizar en todo momento el suministro eléctrico en La Palma.

En momentos puntuales Endesa ha realizado vuelos con drones para hacer una valoración del tendido eléctrico en zonas cercanas al volcán donde era imposible hacer un reconocimiento a pie. El personal de Endesa ha realizado un seguimiento constante a aquellas líneas en las que se ha perdido el anillado con el objeto de detectar cualquier avería potencial y proceder a la reparación para garantizar en todo momento el suministro eléctrico y ha incorporado una cámara termográfica para este tipo de inspecciones.

Además, se ha desplazado a la Isla de manera permanente un vehículo laboratorio propiedad de e-distribución para detectar posibles daños en el cableado subterráneo como consecuencia de las altas temperaturas de la superficie al paso de las coladas. Otra de las medidas adoptadas ha sido el aumento del stock de material disponible en la Isla de cables de media y alta tensión, postes y puntos metálicos, trasladándose también dos centros de transformación portátiles.