Quantcast

La CHE prevé una crecida extraordinaria igual o superior a la de 2015

La jefa de Hidrología de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), María Luisa Moreno, ha indicado que la previsión de la crecida del Ebro es «extraordinaria» y se vislumbra igual o superior a la del año 2015.

Esta crecida presenta gran incertidumbre, ya que todavía no se han alcanzado valores máximos en la crecida en la cuenca alta del Ebro y en algunos de los principales afluentes pirenaicos, ha agregado.

En cualquier caso, esta situación puede implicar caudales máximos en la zona de Castejón y Tudela, en cifras cercanas a 2.500 y 3.000 metros cúbicos por segundo. «Esta horquilla tan amplia es debido a que continúa lloviendo y no se han alcanzado valores máximos en los principales afluentes», ha apostillado Moreno,

Precisamente, los afluentes son los que determinarán la magnitud y el momento en el que se alcance el máximo en el eje tramo medio del Ebro, a la altura de Tudela.

Debido a esta situación, el Gobierno de Aragón ha decretado, este viernes, 10 de diciembre, la activación del Plan Especial de Protección Civil de Emergencias ante el Riesgo de Inundaciones en Aragón (PROCINAR) en fase de emergencia Nivel 1.

Esta fase del operativo se pone en marcha cuando se han producido inundaciones en zonas localizadas, pero es posible controlarla con medios y recursos autonómicos. También cuando la información meteorológica e hidrológica prevea la inminencia de las inundaciones con peligro para personas o bienes.