Quantcast

Garzón: Esperamos tener una nueva regulación de la publicidad dirigida al público infantil

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha afirmado este miércoles que espera «tener lo más breve posible una nueva regulación de la publicidad dirigida al público infantil» para poner a España «al nivel de otros países» como Portugal, Noruega o el Reino Unido «siguiendo los perfiles nutricionales de la Organización Mundial de la Salud».

Así lo ha apuntado el ministro durante su intervención en el Congreso de los Diputados para presentar las líneas programáticas y presupuestarias de su departamento, con motivo del debate del proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2022. El Ministerio de Consumo cuenta con un presupuesto total de 57,18 millones de euros (9,78 millones euros más que en 2021), que se eleva a 65,76 millones de euros si se le añaden los Fondos de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

«Se trata de establecer nuevos marcos de incentivos para que la ciudadanía pueda disfrutar de una salud mejor. No interrumpamos ni obstaculicemos una niñez sana, que es lo que se merecen nuestros niños y nuestras niñas», ha declarado el ministro.

En su intervención ante la Cámara, el titular de la cartera de Consumo ha puesto de relieve que su departamento ha cumplido el 46 por ciento de los compromisos adquiridos en el acuerdo de Gobierno de coalición. Asimismo, ha apuntado que en 2022 «crecen las partidas presupuestarias y, por lo tanto, crecen los recursos y la posibilidad de llevar a cabo una serie de programas que van a cumplir los objetivos» marcados al inicio de esta legislatura.

A continuación, Alberto Garzón ha resumido las políticas fundamentales de su departamento que tienen que ver con los juegos de azar, área que experimenta un aumento en el presupuesto del 66,09%; la nutrición y seguridad alimentaria (+14,86%) y la protección de los derechos de las personas consumidoras y usuarias (+9,21%).

Respecto a las medidas de protección a personas con trastornos relacionados con el juego, Garzón ha avanzado la puesta en marcha de una nueva línea de subvenciones para actividades de investigación y prevención de este tipo de patologías, así como nuevas campañas de sensibilización sobre los riesgos del juego dirigidas a jóvenes. El ministro también ha explicado que se realizará un nuevo Estudio de Prevalencia, cuya última edición se realizó en 2015.

Por otro lado, ministro de Consumo ha insistido en que incrementará en un 50% los fondos destinados al desarrollo del Sistema Arbitral de Consumo. «Reforzaremos la notable importancia que tienen las juntas arbitrales, que evitan la judicialización de los conflictos y facilitan a las personas ejercer sus derechos gracias a los convenios que estamos cerrando con las diferentes administraciones públicas», ha explicado.

En el turno de defensa de enmiendas, el portavoz de Ciudadanos, Guillermo Díaz, ha afirmado que «sólo con información adecuada» un consumidor puede ser «verdaderamente libre y autónomo» en sus decisiones y este es el «desafío más grande» del Ministerio de Consumo. Además, Díaz cree que «no hace falta prohibir» la publicidad de alimentos no saludable dirigidos a menores y defiende que una información nutricional adecuada y veraz sería suficiente.

«Con Sánchez y con Garzón los consumidores vivimos peor», ha asegurado desde el Grupo Parlamentario Popular la diputada Carmen Riolobos, que ha centrado su intervención en la crisis energética y su «impacto demoledor» en los consumidores. «Cuando sube la luz usted presenta un recetario de cocina que es una copia de uno que hizo Stalin en su momento», ha subrayado, para añadir que su primera enmienda pide la eliminación del Ministerio de Consumo que es «inútil». «Sus ocurrencias, señor ministro, cabrean y confunden a los consumidores», ha enfatizado.

En el turno de fijación de posiciones, el portavoz de Foro Asturias, Isidro Martínez Oblanca, ha señalado que muchos ciudadanos se preguntan para qué sirve su Ministerio y ha asegurado solo responde a «una cuestión de cuota». También ha criticado que «ha pasado los dos primeros años tratando de dar contenido» a su cartera y que solo ha destacado «por declaraciones impertinentes». El diputado no respaldará los presupuestos de esta sección.

Desde el Grupo parlamentario Unidas Podemos-En Comù Podem-En Marea, Laura López ha defendido la pertinencia de la existencia del Ministerio de Consumo ante las cifras sobre juego el juego ‘online’, obesidad o problemas de los consumidores ante los servicios de atención al cliente. «Era y es imperante que el Gobierno de respuesta a este desequilibrio», ha zanjado la diputada, que ha rechazado las descalificaciones personales hacia el ministro Garzón.

Acto seguido, el portavoz de VOX, Tomás Fernández Ríos, ha insistido en que el Ministerio de Consumo fue concebido como un «traje a medida hecho de retales» y ha añadido que «le han montado ese engendro de Ministerio solamente para cumplir un cupo, para nada más». Ha hecho hincapié en que Garzón dirige un departamento «inútil» y en que el ministro es un «imprudente». Así, ha tachado de «insensato e incompetente» el proyecto de presupuestos.

Finalmente, por el Grupo Parlamentario Socialista, la diputada Marisol Sánchez se ha dirigido a Garzón diciendo que «frente a los insultos» y «las faltas de respeto» a las que acostumbra, según ha dicho, VOX, «la indiferencia, señor ministro, la indiferencia». Además, ha destacado que este presupuesto para 2022 es «potente en materia de consumo» y ha acusado al PP de presentar enmiendas que «son una pantomina para poder tapar lo que están haciendo, que es la traición a los ciudadanos y ciudadanas de este país votando en contra de la mayor inversión que nunca antes ningún otro gobierno hizo en este país».