Quantcast

Errejón reivindica que su partido «no es flor de un día» sino una fuerza «consolidada» en Madrid

El líder de Más País, Íñigo Errejón, ha afirmado que en 2021 han demostrado, con los resultados en la Comunidad de Madrid y su labor en el Congreso, que su formación «no es flor de un día» sino que es un partido «consolidado» como alternativa.

«Es evidente que con modestia, con pasos prudentes y seguros, hay una política verde profundamente consolidada como alternativa en España y que mira a retos de futuro y del siglo XXI», ha recalcado durante la presentación que ha desplegado a la líder de Más Madrid, Mónica García, en el marco de un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum.

Para Errejón, el presente año ha demostrado que Más Madrid, formación que gestó en los comicios autonómicos de 2019 y que ahora abandera García, «no es una aventura de una primavera» sino una fuerza asentada que «fabrica nuevos liderazgos«, pues tiene capacidad de «relevo» y «cantera para rato«.

También ha ensalzado, en pleno debate sobre las posibilidades de reagrupación de la izquierda, el haberse convertido en una «alternativa» ante un futuro «cada vez más lleno de bruma» y ha reivindicado el trabajo en el Congreso de Más Madrid, pues sin su «voz» no se habría abierto un «auténtico debate» nacional sobre la salud mental, que afecta especialmente a los jóvenes.

«ATREVERSE A SER UNA FUERZA POLÍTICA INGENUA»

Y es que Errejón ha señalado que la «ingenuidad» con la que nacieron y afrontan la política, centrada en los problemas cotidianos, se reveló como una «apuesta acertada» en los pasados comicios madrileños del 4 de mayo, dado que hoy ostentan la alternativa «verde» a la presidenta regional, la popular Isabel Díaz Ayuso.

Unas elecciones en las que hubo «muchos gritos», «aspavientos» y «palabras gruesas» de los que rehuyó Más Madrid para centrarse en dar respuesta a los problemas de la ciudadanía.

Por tanto, ha defendido que «hace falta atreverse a ser una fuerza política ingenua«, que «no se da golpes en el pecho» y no tiene pulsión por intervenir permanentemente en las «grandes peleas de la actualidad». Al contrario, ha defendido una política profundamente enraizada en la vida cotidiana.

APOYO A MÓNICA GARCÍA

También ha loado la figura de Mónica García, a la que ha definido como «amiga» y una «rara avis» al escalar a la primera línea política «no por ruido ni por oportunismo«, sino desde su «extremo amor por las cosas que defiende» y una «profunda convicción» por las causas en las que pelea. Es más, ha dicho que la «perseverancia» y «energía» que ostenta García son «poco comunes» en política.

Sobre todo porque ha evidenciado que en Madrid «hay dos modelos y dos estilos» en liza. Uno de ellos, el encarnado por la líder de Más Madrid, representa a su juicio el «futuro» de la Comunidad como antítesis a quien ha «roto y fragmentado» los lazos sociales en la región.