Quantcast

Euskadi califica el acuerdo de la COP26 de «histórico, ambicioso y solidario»

La consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, ha admitido este lunes el acuerdo final de la COP26 es «imperfecto», pero lo ha calificado de «histórico, ambicioso y solidario».

Tapia se ha referido, de esta forma, al acuerdo final de la cumbre el clima de Glasgow en declaraciones a los periodistas realizadas en el Centro de Fabricación Avanzada Aeronáutica CFAA del Parque Científico y Tecnológico de Bizkaia, al que ha acudido junto al secretario de Estado de las Telecomunicaciones, Roberto Sánchez, para la presentación por el consorcio de empresas que desarrollan el proyecto 5G Euskadi del avance de los diferentes casos de uso a través de una demostración real en una planta industrial.

La consejera ha destacado, una vez concluida la COP 26, en la que Euskadi ha estado presente como ente subnacional para mostrar sus compromisos con el cambio climático, que el acuerdo final de la cumbre es «imperfecto, pero tiene aspectos relevantes».

En primer lugar, ha remarcado que es «histórico» porque «un gran número de estados se han comprometido a mantener ese calentamiento global por debajo del 1,5 grados centígrados y el compromiso, además, ha sido de poner el cambio climático como una de las prioridades en la agenda de todos». «El número de estados que lo han firmado ha sido también muy importante y el acuerdo es, por tanto, muy amplio», ha manifestado.

En segundo lugar, ha subrayado que tiene «ambición», porque los acuerdos de París se han adaptado para poner en marcha acciones, que «todos y cada uno de los estados tiene que asumir, y se les exige elaborar un plan de actuaciones».

Asimismo, en tercer lugar, ha señalado que es «solidario porque se comprometen 100.000 millones para países en vías de desarrollo, más vulnerables», con el objetivo de que «también ellos puedan adoptar esas actuaciones en cambio climático».

Todo ello, según ha precisado Arantza Tapia, para «dejar a las generaciones futuras un planeta vivible y mejor». «Desde luego, Euskadi se había comprometido ya con esos objetivos de reducir los gases de efecto invernadero por debajo del 45% para alcanzar en el año 2050 la neutralidad climática. No solo nos quedamos en esos compromisos, sino que tenemos actuaciones de mitigación y de adaptación, ambas dotadas de una planificación temporal y de un presupuesto que en 2022 está dotado con 304 millones», ha concluido.