Quantcast

¿Cuáles son las tendencias en botines de mujer para este otoño invierno?

Con el ecuador del otoño ya transcurrido y la llegada del invierno en pocas semanas a la vista parece ya un poco erróneo hablar de tendencias en botines, pero nunca es tarde si la dicha es buena, dice el refrán. Si todavía no has tenido tiempo de renovar tu calzado para la época del frío, permanece atenta a este artículo en el que te mostramos algunas propuestas de botas que son muy populares en la calle y en las pasarelas.

Y sí, nos centramos en las botas porque son zapatos imprescindibles para otoño e invierno. Este calzado básico es obligatorio en todos los armarios, pero no todos los años son populares los mismos modelos. Las piezas pueden variar sus materiales, la forma, las alturas, los colores y los tejidos para adaptarse a las tendencias de cada temporada. Estas son las que más se ven este año.

Botas estilo cowboy

En esta temporada se está observando un auge importante de la estética western. Muchas firmas están apostando por esta tendencia no solo en el sector del calzado, también en la ropa, con camisas vaqueras, ponchos y accesorios con flecos. 

Las botas de estilo cowboy se mantienen en una posición cabecera dentro de las tendencias por su versatilidad y su comodidad. Destacan por ser botas altas muy confortables y cálidas disponibles en numerosos colores y que pueden combinarse con muchos looks. Son perfectas para ocasiones de trabajo.

Botas altas y botines de piel

Un segundo grupo de zapatos que triunfa esta temperada son los botines de piel. Su éxito se debe en gran medida a que son muy cómodas de calzar y en ellas se admite todo tipo de colores y formatos.

Son una apuesta infalible para afrontar con éxito la temporada de frío y destacan sobre todo por la amplia variedad de modelos. Hay botines de piel para todas las ocasiones, para cualquier mujer, en colores y con acabados muy diferentes entre sí.

En este apartado merecen una consideración especial las botas altas, también de piel, con tacón elevado pero cómodo, y con una altura que alcanza hasta la pantorrilla. Aquí la versatilidad es otro punto a favor, pudiendo encontrar en el mercado modelos con puntera redonda o cuadrada.

Botas y botines chunky

Un tercer grupo de botines que causa mucha relevancia son las tipo chunky, o dark. Se trata de zapatos con suela gruesa que sorprende por su comodidad. Ya fueron muy populares durante la temporada pasada y este año vuelven como diseño recurrente en muchas firmas.

Sus características principales, más allá de la suela gruesa, es ese aspecto punk y el uso de plataformas. Se pueden usar con vaqueros, vestidos y muchas faldas, dando lugar a looks cómodos, estilosos y muy sencillos.

A su vez, la propia popularización de estos botines ha hecho que el estilo oscuro que las caracterizaba, con tonos negros de aire punk y solo un tono de brillo pase a propuestas más coloridas, con tonos rojos, en piel, en ocres, en kaki o con estampados de piel de serpiente. En la web de porronet podemos ver algunos modelos que encajan muy bien dentro de esta tendencia.

Botas y botines de inspiración alpina

Si el principal motivo de existencia de botines y botas es proteger los pies de las bajas temperaturas, hablar de inspiración alpina o de botas de montaña es acercarse completamente a esa finalidad inicial.

Las botas de montaña son tendencia en espacios urbanos, pero no hablamos de un calzado pensado para caminar sobre terrenos pedregosos o de monte, sino zapatos que consigan ese estilo sin renunciar a la comodidad.

Estos modelos recuerdan también a tendencias que se volvieron muy populares en los años 90, cuando los diseños del aprés ski alcanzaron mucha fama, sin distinguir entre botas y botines. La moda es cíclica dicen, y aquí hay un claro ejemplo de ello. En estos botines verás siempre cordones y su principal característica es el confort interno y la calidez.

Botas metalizadas en tonos plateados

Una última propuesta son las botas metalizadas y con brillo. Todo aquello que provoque destellos es bienvenido en esta temporada otoño-invierno marcada por el optimismo y la alegría.

Esa vieja idea de dejar los colores alegres e intensos para el verano se desmonta por completo con esta propuesta. Muchas firmas están apostando por abrazar looks festivos e incorporarlos a los outfits de otoño e invierno. La ventaja que ofrecen es que esos tonos plateados pueden suponer el toque de color y distinción al resto de vestimenta, que sí puede ser más apagada.

Esta idea ya se popularizó en 2020, y aunque la plata será el tono estrella, el glitter y las lentejuelas también será habitual en modelos marrones, blancos, beige y el negro. La idea es buscar un estilismo más moderno y renovado para los días de otoño e invierno.