Quantcast

Cómo lavar un abrigo en casa y ahorrarte la tintorería

Debes recordar que no solo debes lavar tu abrigo si se mancha, este proceso debes hacerlo aunque no veas ninguna salpicadura de suciedad. Aprovecha mientras estás realizando la limpieza hogareña para darle un pequeño mantenimiento a tus prendas.

Si bien, muchas personas pueden pensar que no es necesario lavar un abrigo sea acolchado o de lana, la verdad es que es necesario hacerlo al menos 1 vez al año, una cada año. No cada 2 o 3 años.

LEA TAMBIÉN: CÓMO SECAR LA ROPA EN INVIERNO

El abrigo suele acumular algunos olores, ya sea a causa de la humedad o por los fluidos corporales como el sudor.

Para ello no tienes que recurrir a un costoso servicio de lavandería, puedes hacerlo en tu propia casa, ya que en ocasiones los químicos y productos que suelen usar ahí pueden deteriorar los tejidos de la prenda y su relleno.

Sea acolchado o de lana, a continuación te enseñaremos cómo debes hacer el lavado sin problema desde casa.

¿Cómo lavar un abrigo si es acolchado?

¿Cómo lavar un abrigo si es acolchado?

Para lavar tu abrigo acolchado vas a necesitar lo siguiente:

  • Detergente  para tejidos suaves.
  • Toallas de baño.
  • Agua fría.
  • 2 pelotas de tenis

Algunas personas temen lavar sus abrigo acolchados debido a que el relleno de estos puede perder su forma durante la lavada, pero la verdad es que esto no es así y pueden ser lavados sin ningún  problema. Solo debes prestar atención a las indicaciones que estén señaladas en la etiqueta del aprenda, de esta forma no correrás el riesgo de estropearla.

  1. Primero asegúrate de que tu lavadora no sea de carga frontal, esto se debe a que posiblemente tu prensa se termine dañando en el agitador. De ser así mejor ni lo intentes.
  2. Luego de esto, para lavar tu chaqueta acolchada debes cerrarle la cremallera y cerrar cualquier botón que tenga.
  3. Después de esto gira la  chaqueta para que la parte interior quede por fuera. Luego de esto puede meterla a la lavadora.
  4. Asegúrate de programar un ciclo suave, de esta forma relleno de la chaqueña no será tan maltratado ni perderá su forma. Además de que sean al menos unos 3 ciclos aclarado, así te asegurarás de que no queden rastros de detergente o suciedad.
  5. Asegúrate de usar agua fría, en especial si tu chaqueta es de materiales sintéticos.
  6. Añádele un poco de detergente suave, así no maltrataras los tejido ni el relleno de tu abrigo acolchado.

Secado

Secado

Esta parte es fundamental para el proceso de lavar los abrigos acolchados, ya que de no secarse bien puede generar mal olor a causa de la humedad o en el peor de los casos generar algún hongo.

  1. Lo mejor es usar la secadora, asegúrate de programarla en modalidad baja. Puedes usar algunas toallas de baño limpias y secas para que absorban la humedad excedente del abrigo y facilite su secado.
  2. Una vez que finalice el proceso de secado, debes agitarla para que te asegures de que ha quedado completamente seca. De lo contrario debes volver a meterla al secador, para que así quede completamente seca y no apelmazada.

En caso de que el relleno de t abrigo acolchado sea de plumas y no sintético, puedes recurrir a este método para que no pierda su forma y las plumas en su interior no sea maltratadas.

Para ello puedes meter 2 pelotas de tenis durante el proceso de lavado, esto se debe a que con el rebote generado por el movimiento de la lavadora, impiden que se creen plieguen, arrugas o se apelmace la penda, además de que las plumas quedan más esponjosas.

¿Y si es un abrigo de lana?

¿Y si es un abrigo de lana?

Antes de lanzarte a lavar los abrigos de lana que puedas tener en casa, primeramente debes leer las instrucciones para su cuidado en la etiqueta de estos. Nunca debes lavar ninguna prenda sin haber consultado sus instrucciones de cuidado con anterioridad, estas te indicarán cómo lavar las prendas.

  1. Primeramente debes limpiar muy bien la tina, puedes usar una mezcla de agua jabonosa y una esponja para ello. Enjuaga bien para evitar que la suciedad que pueda haber en la tina o algún tipo de residuo se pase al abrigo mientras lo lavas.
  2. Ahora que la tina está limpia puedes proceder a colocarle un tampón y comenzar a llenarla con agua tibia. Mientras añade unos 30ml de detergente líquido suave. Una vez que esté llena puedes sumergir tu abrigo.
  3. Sumerge bien el abrigo de lana para que se moje completamente y deje de flotar. Deja que se remoje por unos 30 minutos antes de estrujarlo con ambas manos en todas las zonas. Esto último ayudará a que el detergente penetre profundamente en los tejidos. Luego deja que continúe remojándose por unas 2 horas más
  4. Transcurrido este tiempo, empieza a frotar toda la prenda para eliminar las manchas. Pero asegúrate de no frotar los tejidos entre sí o podrás causar un apelmazamiento.
  5.  Hecho esto agita el abrigo de lana en el agua y así desprender los residuos y la suciedad.
  6. Para ir culminando, drena el agua de la tina y lleva el abrigo de lana a una cubeta grande. Después, con agua limpia enjuaga la tina y vuelve a rellenarla con agua tibia y limpia.
  7. Finalmente regresa el abrigo a la tina y agítalo para remover el detergente excedente. Puedes repetir nuevamente este enjuague en caso de que consideres que no has removido todo el detergente.