Puerros: estos son los usos que puedes darle a la parte verde

Una de las prácticas más comunes cuando tenemos entre manos un puerro es quitarle la parte verde. Esta es comestible y puede aprovecharse en distintas formas.

Aprovecha toda tu hortaliza y no deseches este elemento por su aspecto endurecido. Descubre en el siguiente artículo cuáles son los usos que le puedes dar a la parte verde del puerro.

[nextpage]

¿Qué son los puerros?

Puerros

Los puerros son una hortaliza perteneciente a la familia de las iliáceas. En este grupo aparecen otras como son los ajos, las cebollas, las cebolletas y el cebollino, además de algunas flores como los tulipanes y los lirios.

Su aspecto se resume en un tallo largo de color blanco y con forma cilíndrica formado por varias capas y que acaba en hojas verdes y planas. A diferencia de la mayoría de elementos que forman el resto de su familia biológica, no cuenta con el característico bulbo grande de las cebollas o cebolletas, por ejemplo.

[/nextpage][nextpage]

Origen

Puerros Sembrados

Aunque se carezca de una certeza exacta con respecto a la procedencia del puerro, lo que sí se sabe es que se emplea desde hace muchos siglos. Una de las teorías es que su origen estaría en la Antigua Mesopotamia o el Egipto de los grandes faraones.

De allí pasó a Europa y, con el andar de los siglos y la navegación, a todo el mundo. Hoy en día es un ingrediente muy usado en la cocina, especialmente en la preparación de sopas y caldos de verdura.

[/nextpage][nextpage]

Tipos de puerro

Limpiar Puerros

Podemos encontrarnos con el puerro durante todas las épocas del año. Sin embargo, en realidad, se trata de dos tipos de puerros, uno llamado de verano, y otro que florece en las épocas de más frío.

El de verano se caracteriza por ser pequeño, tierno, suave y algo más leñoso. Por su parte, el otro, destaca por ser bastante más grueso y cuenta con un sabor más fuerte. Por lo tanto, según la elaboración que queramos hacer, uno será más indicado que otro.

[/nextpage][nextpage]

Propiedades

Puerro

La mayor parte de este alimento es agua. Se estima que el 90,5% lo compone este ingrediente, lo que significa que es muy bajo en calorías. Aparte, apenas cuenta con proteínas o carbohidratos.

No obstante, es una gran fuente de fibra soluble con acción prebiótica. Esto significa que favorece un funcionamiento óptimo en nuestro intestino y propicia la salud de la flora intestinal. De paso, también absorbe agua, lo que facilita la motilidad intestinal. Por otra parte, cuenta con un alto nivel en vitaminas que son beneficiosas para muchos aspectos de nuestro cuerpo.

[/nextpage][nextpage]

Fácil de encontrar

Puerros Super

El puerro es un alimento muy extendido hoy en día. No es ningún reto encontrarlo en cualquier tienda de alimentación y lo podemos hacer durante todo el año sin ningún tipo de problema.

Además, como la mayoría de las verduras, el puerro es un alimento muy económico, por lo que comprarlo no supone, en principio, un gran problema. A pesar de ello, hay gente que aún no aprovecha todas las partes de este producto. Resulta muy habitual que la gente aparte de este alimento sus partes verdes.

[/nextpage][nextpage]

Limpia el puerro

Picar Puerro

Limpiar el puerro es una tarea fácil. Sin embargo, hay gente que peca en quitarle la parte verde, un error ya que este puede utilizarse en varias elaboraciones distintas. Eso sí, lo que sí debemos descartar a la hora de limpiar el puerro son sus hojas y las partes amarillentas, magulladas o con grietas. Estas pueden alterar el sabor de nuestro ingrediente.

Si no vamos a consumirlo de inmediato es mejor conservarlo sin lavarlo ni cortarlo envueltos en una bolsa o en papel de cocina, de tal forma que mantenga su humedad. En condiciones normales, el puerro puede aguantar en buen estado entre una y dos semanas. Para congelar este ingrediente debemos de lavarlo y picarlo.

[/nextpage][nextpage]

No tires la parte verde

Pica Parte Verde

Como ya hemos mencionado con anterioridad, hay una parte que se suele desechar, la verde. Esta suele presentar un aspecto más leñoso que el resto de la hortaliza y, por ello, mucha gente no duda en tirarla a la basura.

Lo que no saben es que podemos aprovechar sin problemas este elemento y, es que, es perfectamente comestible. El puerro, en realidad, se puede concebir como que tiene dos partes, la blanca y la verde, y cada una de ellas es óptima para un tipo de cocinado distinto.

[/nextpage][nextpage]

Caldos caseros

Caldo Puerro

La parte verde del puerro, tan despreciada, puede sernos de gran utilidad a la hora de elaborar distintas recetas. En este caso hablaremos de cómo podemos aprovechar este elemento en nuestros caldos.

Tanto en los caldos de verduras como en los de pollo, o también, en el fumet de pescado, es posible añadir la parte verde del puerro bien limpia. Esta es una buena práctica que te ayudará a conseguir caldos con más sabor.

[/nextpage][nextpage]

Adorno crujiente

Crujiente De Puerro

Otra forma de aprovechar la parte verde del puerro consiste en freírla para realizar un crujiente que le dará un toque de clase culinaria a tus platos. De esta manera, si cortas en juliana la parte verde del puerro puedes obtener unos «pelillos» de este ingrediente que se pueden freír en aceite de oliva muy caliente.

Así, conseguiremos un delicioso crujiente de puerro. Pon a prueba este uso colocando este crujiente, una vez escurrido en papel absorbente, sobre un lomo de merluza a la plancha o sobre un filete de ternera. Te sorprenderá el espectacular sabor que le da al plato.

[/nextpage][nextpage]

Frescor en guisos de carne

Guiso Puerro Carne

Por último, no tires la parte verde del puerro y utilízala para darle un toque fresco a tus guisos de carne. Esta parte le dará un toque especial en el sabor en boca, y no querrás volver a probar tu carne sin puerro.

Por lo tanto, y después de explicar en detalle los tres usos que tiene este elemento del puerro, ponlos en práctica y utiliza toda tu hortaliza. Como ves, es muy útil y le da un sabor especial a tus elaboraciones.

[/nextpage]