Quantcast

J.J. Benitez saca a la luz el fenómeno ovni en ‘Mis primos’

En Diario QUÉ! hemos estado con el autor J.J. Benítez que acaba de sacar nuevo libro con Planeta, ‘Mis primos‘, un libro en el que nos encontraremos más de 250 investigaciones inéditas en las que nos demostrará que el fenómeno ovni es real.

‘Mis primos: el suceso más importante de la historia’

Mis «primos» es la continuación de Sólo para tus ojos (2016). Se trata del libro número 25 de J.J. Benítez sobre el misterio de los «objetos volantes no identificados». El investigador navarro reúne más de doscientos casos registrados en todo el mundo desde la más remota antigüedad.

«No hay duda —asegura el autor—. El fenómeno ovni es real. Estamos ante el suceso más importante de la historia del hombre.»

«Mis “primos” va más allá de la imaginación.»

«“Ellos” nunca se fueron.»

«Están en la Tierra desde mucho antes de la aparición del hombre.»

«Estoy convencido: los ovnis tienen mucho que ver con el “más allá”.»

«En Mis “primos” lo más importante es lo que se insinúa.»

«No me cansaré de repetirlo: la tecnología ovni es mágica.»

«La Iglesia manipuló el tercer secreto de Fátima.»

J.J. Benítez

A sus 75 años, J.J. Benítez aún tiene muchas ganas de dar a conocer al mundo lo que sabe. Más de la mitad de su vida la ha pasado en las carreteras y en los aviones, persiguiendo sueños. ¿Su faceta literaria? Es la que le ha permitido escribir y publicar 62 libros, algunos más inéditos hasta ahora.

Escritor, investigador, periodista, quizá no sepamos cómo definir a un hombre que ha dedicado más de media vida al estudio de todo lo que nos rodea. Juan José Benítez nació en Pamplona un 7 de septiembre de 1946. Con tan solo 15 años ganó su primer sueldo trabajando en una fábrica de cerámicas, pintando y decorando jarrones. Licenciado en Ciencias de la Información por la universidad de Navarra en 1965, comenzó a trabajar para el periódico La Verdad de Murcia en enero de 1966. Después realizó el servicio militar en Zaragoza donde comienza a trabajar para el periódico Heraldo de Aragón. Se casó con Raquel, de quien tuvo cuatro hijos: Iván, Satcha, Lara y Tirma.

Más tarde se trasladó a Bilbao donde continuó como periodista para La Gaceta del Norte y allí nació su última hija, Tirma. Fue en ese mismo periódico cuando en 1972 recibió en redacción un teletipo que hablaba sobre un aterrizaje ovni en Burgos. A partir de ese momento, cubrió todas las noticias relacionadas con este tema para su periódico. En 1974 un teletipo de EFE relataba cómo un grupo de peruanos, el IPRI (Instituto Peruano de Relaciones Interplanetarias; cuyo presidente y fundador era Carlos Paz García), aseguraba estar en contacto con seres extraterrestres. Juanjo fue el encargado de cubrir la noticia y viajó a Perú. Este grupo afirmaba estar en contacto telepático con seres de Ganímedes, el mayor de los satélites de Júpiter. En una de las citas que concertaban, el nombre de J.J. Benítez apareció en la lista de las personas de contacto y así fue como aquel día 7 de septiembre de 1974 Juanjo pudo asistir en los arenales de Chilca a un avistamiento programado.

A raíz del envío de sus crónicas al diario, el grupo IPRI y su “Misión RAMA” fueron conocidos en toda España. Posteriormente, esas experiencias de Juanjo serían recogidas en su libro “Ovnis: SOS a la humanidad”, aunque el primer libro que se publicó de él fue el segundo que escribió, titulado “Existió otra humanidad”, y en el que investigaba las “Piedras de Ica”. A raíz del éxito de este libro, en ese mismo año, pudo por fin ver la luz el primero: “Ovnis: SOS a la humanidad”.

A pesar del éxito de sus investigaciones, en 1977 comienza a tener serios problemas para seguir difundiendo el tema ovni por causa de diversas presiones, por lo que decide abandonar el periodismo para dedicar todo su esfuerzo a la investigación del fenómeno OVNI. Durante varios años se dedicó a investigar a lo largo y ancho del mundo, siempre tras los ovnis. Los libros se sucedían: “100.000 km tras los ovnis”, “Documentos oficiales del Gobierno Español”, etc. Hasta que en el año 1977 una información vino a cambiar el curso de su vida. Un equipo de científicos vinculados a la NASA -no católicos- había demostrado, tras tres años de investigación, que el cuerpo que envolvió la Sábana Santa correspondía a Jesús de Nazaret. Hasta ese momento a Juanjo, según sus propias manifestaciones, la figura de Jesús de Nazaret le había traído sin cuidado. Pero a partir de ese día, y a raíz de esa investigación, algo nuevo empezó para él. Escribió su libro “El Enviado” basado en dichas investigaciones, y fue ese libro el que le llevó a entrar en contacto con el mayor, que le proporcionaría toda la documentación para poder escribir su famosa saga de “Caballo de Troya”.

En 1979 dejó el periodismo activo y se dedicó a la investigación por completo. Desde entonces ha ido compaginando sus investigaciones sobre los ovnis y los “no identificados”, con la de la vida de Jesús de Nazaret.

El 31 de julio de 1995 vio cumplida su mayor ilusión. Vivir al lado del mar, de la mar, como a él le gusta decir, en Barbate, en una casa llamada Abba, junto a su esposa Blanca, recientemente fallecida.