Quantcast

Fin de las restricciones para visitas en los centros de mayores y discapacidad de Navarra

Las restricciones para visitas y salidas que todavía seguían en vigor en los centros de mayores y personas con discapacidad de Navarra decaen desde este viernes. Se mantienen las recomendaciones de prevención sanitaria dirigidas al conjunto de la ciudadanía.

La medida ha sido aprobada por el departamento de Derechos Sociales en coordinación con el de Salud ante la evolución favorable de la situación epidemiológica general y en los propios centros, donde ya no queda ninguna persona con COVID-19 en este momento.

En declaraciones efectuadas por la consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu «se da por superada la quinta ola de la pandemia en los centros sociosanitarios de Navarra».

Las personas residentes tendrán que seguir las mismas pautas establecidas para la población general en relación al uso de mascarilla, higiene de manos, distancia y vacunación.

En aquellos centros donde se haya completado la pauta de vacunación al 80%, las personas residentes no estarán obligadas a usar mascarilla, aunque se recomienda mantenerla en personas que no hayan sido vacunadas.

La necesidad de emplear mascarilla por parte de los profesionales durante su jornada laboral, se ajustará a la normativa vigente. Actualmente, ésta obliga a su empleo, además de seguir aplicando las medidas preventivas recogidas en los protocolos de salud preventiva y laboral, incluyendo el respeto de la distancia de seguridad en los periodos de descanso que impliquen retirada de mascarillas. Sigue en vigor el empleo de mascarillas FFP2 para los profesionales de atención directa de los centros sociosanitarios.

La única limitación que se mantiene en relación con las visitas es en el caso de personas en aislamiento por COVID-19 o en cuarentena por contacto estrecho, salvo aquellas que pudieran encontrarse en un riesgo de fallecimiento cercano, ha informado el Gobierno.

Las visitas (tanto familiares, personas allegadas o voluntarias) podrán acceder a las dependencias del centro (incluidas habitaciones y salas comunes) respetando las distancias, las rutinas y la vida cotidiana de los residentes, así como los aforos. Es aconsejable que las personas que accedan a las dependencias interiores del centro hayan completado la pauta de vacunación.

Como el resto de población, en los espacios interiores todas las personas visitantes tendrán que hacer uso de la mascarilla y en los exteriores cuando no puedan mantener la distancia de 1,5 metro.

En los espacios interiores se aconseja realizar mediciones de CO2 para evaluar la calidad del aire, aumentando la ventilación o reduciendo el aforo en caso de superar los 800 ppm.

PCR EN LAS SALIDAS DE 3 DÍAS

En el caso de las salidas se mantienen la realización de test PCR a las personas que se ausenten del centro residencial por un periodo superior a 72 horas, si bien no será necesario mantener aislamiento hasta el resultado de la misma.

La caída de restricciones también afecta a otros servicios destinados a personas mayores, como los centros de día, estancias diurnas y servicios de promoción de la autonomía, donde se recupera el 100% del aforo.

También el transporte adaptado, en el caso de los servicios de promoción de autonomía prestados en los centros residenciales, centros de día o jubilotecas, recupera su capacidad habitual, siendo obligatorio el uso de mascarilla durante el trayecto.

Además, los clubes de mayores pueden recuperar todos los servicios que venían prestando previamente a las restricciones impuestas por la pandemia, incluyendo actividades como juegos de mesa y el baile.