Quantcast

Lo bueno y lo malo de un colchón viscoelástico según la OCU

El colchón viscoelástico es uno de los avances que ha posibilitado el desarrollo de la tecnología. Se trata de un tipo de colchón que se adapta al cuerpo de su ocupante pero que, sin embargo, no tiene por qué ser la mejor opción para favorecer el descanso de todas las personas. La OCU ha hecho un estudio para darnos las claves de estos colchones valorando tanto sus ventajas como sus inconvenientes. En este artículo te contamos los puntos principales.[nexpage]

El colchón viscoelástico se adaptan al cuerpo de la persona

Lo bueno y lo malo de un colchón viscoelástico según la OCU

Los colchones viscoelásticos están fabricados con espuma viscoelástica también conocida como espuma de memoria. Se trata de una espuma de poliuretano que es viscosa y elástica, tiene la propiedad de recuperar su forma original en el momento en el que dejas de usarla. Se trata de un material que tiene lo que se llama efecto memoria y mantiene la forma del cuerpo cuando estás tumbado sobre ella. Los fabricantes mantienen que los colchones viscoelásticos tienen un nivel de confort muy grande. Pero, en cambio, los análisis de la OCU le dan una valoración solo de aceptable, porque para conseguir el grado adecuado de adaptabilidad consideran preciso una superficie con un mayor grado de firmeza.

[/nextpage][nexpage]

La viscoelástica fue inventada por la NASA

Lo bueno y lo malo de un colchón viscoelástico según la OCU

El viscoelástico es un material innovador. En principio fue creada para la NASA, nunca llegó a ser utilizada en el programa espacial, pero sí en los asientos de los aviones consiguiendo que fueran más cómodos para pasajeros y pilotos. Después se empezó a utilizar en usos médicos, por ejemplo, para pacientes que tenían que estar encamados durante largos periodos de tiempo. En un principio se trataba de un material caro, pero en tan solo unas décadas más tarde se idearon nuevos procesos de fabricación que lograron abaratar los precios.

[/nextpage][nexpage]

Los colchones viscoelásticos son ligeros, elásticos y con la densidad adecuada

Lo bueno y lo malo de un colchón viscoelástico según la OCU

Los colchones viscoelásticos se fabrican con un material plástico denominado poliuretano (PU). La espumación es el nombre que recibe el proceso de fabricación del material viscoelástico, se trata de introducir infinidad de burbujas de aire para conseguir darle al material sus propiedades características, a saber: ligereza, elasticidad y densidad. Este tipo de espuma lo que consigue es hacer un molde del cuerpo cuando nos tumbamos. Al levantarnos vemos la silueta marcada y como el material va recuperando poco a poco su forma original. 

[/nextpage][nexpage]

El colchón viscoelástico es termosensibles

Lo bueno y lo malo de un colchón viscoelástico según la OCU

Pero el material viscoelástico tiene además otras propiedades, por ejemplo cede ante el calor y se endurece con el frío. También cede ante los movimientos lentos que realizamos mientras dormimos. En general, en los colchones, la capa viscoelástica se coloca bajo el acolchado, por lo que a simple vista no será fácil ver cómo se amolda y la huella que deja.

[/nextpage][nexpage]

Lo habitual es que los colchones solo lleven una capa viscoelástica

Lo bueno y lo malo de un colchón viscoelástico según la OCU

La OCU nos cuenta que la mayoría de los colchones que podemos encontrar en el mercado no están fabricados realmente con material viscoelástico. Lo más habitual es que solo tengan una capa de este material, que según la marca y la calidad puede ser de 1 cm o más de espesor. La única marca de colchones que realmente fabrica colchones viscoelásticos es TEMPUR y evidentemente , es algo que se aprecia en el precio que es muy superior al del resto.

[/nextpage][nexpage]

Debes cambiar la posición de tu colchón cada seis meses

Lo bueno y lo malo de un colchón viscoelástico según la OCU

Cuando compremos un colchón que lleve una capa de material viscoelástico tenemos que prestar atención a las instrucciones del fabricante, ya que los hay que llevan la capa viscoelástica solo por una cara, con lo que a la hora de voltearlos solo podríamos girarlos para poner la zona de los pies en la cabeza y a la inversa. También los hay que llevan el material por las dos caras con lo que sí podremos voltearlos. Te recordamos que los expertos aconsejan cambiar la posición del colchón cada seis meses para que la presión se mantenga uniforme en toda la superficie durante más tiempo.

[/nextpage][nexpage]

Los colchones viscoelásticos reducen la presión del cuerpo mientras dormimos

Lo bueno y lo malo de un colchón viscoelástico según la OCU

Desde la OCU nos cuentan que los colchones viscoelásticos están de moda, por eso los comerciantes remarcan mucho sus ventajas. Pero como todo también tienen sus inconvenientes que es preciso conocer. Una de las grandes ventajas de los colchones viscoelásticos es que consiguen reducir la presión de los puntos de contacto del cuerpo sobre el colchón. Al adaptarse a la forma del cuerpo se aumenta la superficie que hace contacto, de modo que la presión sobre los hombros y la cadera es menor. En este sentido el grosor de la capa viscoelástica será muy importante.

[/nextpage][nexpage]

Existen en el mercado diferentes colchones que se adaptan a tu forma de dormir

Lo bueno y lo malo de un colchón viscoelástico según la OCU

Las personas que se mueven mucho en la cama necesitarán valorar otras cuestiones además de la cantidad de material viscoelástico que lleve el colchón. Para moverse con comodidad necesitan un impulso y este se lo puede proporcionar un núcleo de muelles o uno de espuma de alta resiliencia. En la actualidad, existen en el mercado diferentes tipos de colchones que se adaptan a la forma de dormir de las personas. Antes de comprar un colchón es importante informarse bien.

[/nextpage][nexpage]

Los colchones viscoelásticos pueden dar más calor

Lo bueno y lo malo de un colchón viscoelástico según la OCU

Como hemos dicho, los colchones viscoelásticos aumentan la superficie que entra en contacto con el cuerpo. Esto puede contribuir a reducir el grado de aireación aumentando la sensación de calor. Además, el tejido del tapizado también es determinante en esta cuestión. Si eres una persona que suele tener calor en la cama se recomienda que no escojas un colchón que tenga una capa viscoelástica de un grosor no superior a los 2 cm

[/nextpage][nexpage]

Antes de comprar un colchón nuevo asesórate bien

Lo bueno y lo malo de un colchón viscoelástico según la OCU

Desde la OCU nos recomiendan que antes de comprar un nuevo colchón hagamos un estudio comparativo de los diferentes precios y marcas del mercado teniendo en cuenta las características para tener las ideas más claras y acertar en nuestra elección. 

Al igual que ocurre con el resto de colchones, se calcula que un viscoelástico tendrá una vida aproximada de diez años. Según la  Asociación Española de la Cama (ASOCAMA) tras este tiempo ningún colchón es capaz de mantener sus cualidades originales. [/nextpage]