Quantcast

El Congreso se da una semana para definir su plan de investigación sobre el proceso de vacunación

La comisión del Congreso encargada de investigar diversos aspectos relacionados con el proceso de vacunación contra el Covid se ha dado una semana para empezar a definir el plan de trabajo que llevará adelante en los próximos meses y que pretende concretar la semana que viene.

La Mesa de la citada comisión, que preside el socialista Guillermo Meijón, se ha reunido este miércoles y ha fijado para el próximo 7 de octubre la primera sesión de este órgano en la que los grupos comenzarán a diseñar la hoja de ruta a seguir, según confirmaron fuentes parlamentarias.

Fue el pasado 11 de marzo cuando el Pleno del Congreso, con la única abstención de Vox y el PNV, acordó poner en marcha esta comisión de investigación, que en su día impulsaron Más País-Equo y Compromís.

SIETE MESES DESPUÉS DE SU APROBACIÓN

Sin embargo, la comisión no se constituyó hasta junio, cuatro meses después de su aprobación y justo antes de que culminara el periodo ordinario de sesiones, y eso pese a que sus promotores, pero también el PP, reclamaron en diversas ocasiones activarla ya. Finalmente, echará a andar la próxima semana, siete meses después de que el Pleno le diera su visto bueno y con el grueso de la población con la pauta de vacunación completa.

Como suele ser habitual en las comisiones parlamentarias de investigación, con su arranque los distintos grupos del Congreso deberán diseñar un plan de trabajo y definir un calendario de comparecencias.

El objetivo de esta comisión es analizar la posible existencia de estructuras de tráfico de influencias que hayan posibilitado prácticas irregulares de vacunación, así como investigar a sus beneficiarios y los fallos en el control del protocolo de quienes se vacunaron antes de que les tocara.

Asimismo, tendrá entre sus retos averiguar las posibles irregularidades, falta de transparencia y cláusulas abusivas que han podido darse en relación con los contratos con las farmacéuticas, y las actuaciones relativas a estos hechos tanto por parte de la UE como de los Estados miembros por separado.

DEPURAR RESPONSABILIDADES POLÍTICAS

Más allá de las posibles responsabilidades legales y/o administrativas, la comisión deberá investigar los hechos para depurar las responsabilidades políticas que se puedan derivar, así como para asumir las medidas que se consideren oportunas para no repetir estas prácticas «irregulares» en lo que resta del proceso de vacunación.

Y es que, según el texto de la iniciativa, en plena tercera ola ha seguido habiendo «fallos en la ejecución del plan de vacunación, «con dosis echadas a perder, problemas con la distribución, fallos en la logística o falta de jeringuillas adecuadas para el máximo aprovechamiento».

«O SE SACAN LECCIONES O NO TENDRÁ NINGÚN SENTIDO»

En el PP su portavoz de Sanidad, José Ignacio Echániz, ha dicho que su partido espera que esta comisión sirva, ya no tanto para saber qué ocurrió con los políticos que se vacunaron ilegalmente, sino sobre todo para estudiar retrospectivamente lo que se hizo mal con el proceso de vacunación con el fin de que se puedan extraer lecciones de cara al futuro. «O sirve para sacar lecciones o, si no, no tiene ningún sentido», ha sentenciado.

En declaraciones, el diputado ‘popular’ ha cuestionado la tardanza en poner en marcha esta comisión, pero cree que el Gobierno la ha «paralizado» hasta tener cifras de vacunación más «razonables».

Con todo, sostiene que se debe investigar, entre otras muchas cuestiones, cuál fue la estrategia de vacunación del Gobierno desde el inicio, qué pasó con la vacuna AstraZeneca o por qué no se vacunó a los efectivos de la Policía y la Guardia Civil en Cataluña, pero también debe averiguar qué va a pasar con la tercera dosis de la vacuna o con la vacunación de los escolares.