Quantcast
miércoles, 18 mayo 2022 8:26

Florentino Pérez se frota las manos: ¿La Liga más fácil?

-

Solo siete jornadas han pasado y el Real Madrid de Florentino Pérez luce muy firme en la cima de la tabla de clasificación de LaLiga Santander. Son cinco victorias, dos empates y cero derrotas que lo tienen mirando desde lo más alto; sin embargo, lo llamativo no es que el equipo comande la clasificación, pues por lo que representa, su historia y prestigio es una posición que puede ocupar sin problemas al iniciar una temporada, la cuestión es que lo haga dando una imagen tan superior con respecto a sus perseguidores habituales: el FC Barcelona y el Atlético de Madrid. Los equipos que dirigen Ronald Koeman y Diego Simeone, respectivamente, están envuelto en algunos problemas que les han impedido comenzar de la mejor forma y estos han hecho que se despeguen de la escuadra merengue.

Pese a que es prácticamente la misma plantilla, solo con las salidas de Sergio Ramos y Raphael Varane, con los fichajes nada más de David Alaba y Eduardo Camavinga, el Real Madrid ha dado un salto de calidad que no tenía desde hace algunos años y todo gracias a un Carlo Ancelotti que ha llegado para sorprender en esta nueva etapa al frente del conjunto blanco. Cuando todos pensaron que vendría para colocar a los que conocía y cometer viejos errores, el italiano llegó con más movimientos de pizarra, una propuesta muy ofensiva, potenciando a los jóvenes y basándose en la meritocracia para elevar al Madrid al nivel que está ahora. Florentino Pérez está más que encantado con este desempeño; pero no cabe duda que la falta de acierto de sus principales rivales ha facilitado mucho las cosas y acercándolo mucho al título en apenas unos partidos de competición.

Un Barcelona que facilita mucho las cosas

Joan Laporta Bartomeu carta

El gran arranque del Real Madrid se agranda mucho más gracias al pésimo inicio que ha protagonizado el Barcelona, que solo ha podido cosechar nueve puntos en cinco partidos. Para Florentino Pérez está siendo de gran ayuda ese hecho, pues con su máximo rival tan lejos en la tabla de posiciones se ahorra tener que esforzarse para sacarle una ventaja que este ya le está regalando. Claro que el equipo azulgrana puede mejorar, pero mucho le va a costar si Koeman no vuelve a la senda de la victoria pronto.