Quantcast

El juez rechaza el recurso de García Castaño y mantiene procesado al comisario

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón ha desestimado el recurso del que fuera jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO), Enrique García Castaño, que seguirá procesado por la investigación realizada sobre el empresario marbellí Felipe Gómez Zotano.

En un auto con fecha de este viernes, el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 6 rechaza el recurso de reforma que García Castaño presentó después de que el magistrado propusiera que fuese juzgado por un delito de descubrimiento y revelación de secretos.

En su escrito, García Castaño sostenía que su condición de investigado se basaba únicamente en las declaraciones del policía Constancio Riaño y lamentaba que no se hubieran realizado todas las diligencias necesarias. Para el juez, sin embargo, la mera declaración de Riaño constituye «un indicio de criminalidad, sin perjuicio de que pueda verse conformado o no, en la fase probatoria, en el juicio».

Pero, además, García Castaño instó al juez a requerir todos los correos electrónicos de Riaño entre 2013 y 2016 al para que valorase si había llevado a cabo actuaciones similares a los hechos investigados en esta pieza.

En este sentido, el magistrado reprende al que fuera mando policial y deja claro que la cadena de mensajes no se considera «ni necesaria, ni útil, ni pertinente». «En esta pieza investigamos un único encargo, el relativo a Felipe Gómez Zotano», recuerda el juez.

DESCARTA UNIR SUS MOVIMIENTOS BANCARIOS AL AUTO

Así, García-Castellón insiste en que «no se valora ni una continuidad delictiva de Riaño» ni es «esencial» conocer «si hubo previas comunicaciones similares» porque estas no «esclarecerían en nada» los hechos investigados.

El magistrado tampoco considera necesario reformar el auto para unir el listado de movimientos bancarios de García Castaño, que acreditarían que estaba «de vacaciones en la fecha de los hechos». «En el auto recurrido no se especifica que la orden se diese por escrito, sino que únicamente se alude a que se transmitió a Riaño», apunta.

El juez de la Audiencia Nacional decidió el pasado mes de julio poner fin a la pieza separada 8 de la macrocausa ‘Tándem’, conocida como la pieza ‘Marbella’, donde investigaba el encargo que Marzena Katarzina habría realizado al comisario jubilado José Manuel Villarejo en 2015 sobre Gómez Zotano con el objetivo de trazar una estrategia legal que le permitiera recuperar un dinero que reclamaba al empresario por una disputa inmobiliaria.

En su auto, el magistrado explicaba que existen indicios para juzgar a Villarejo, a su socio Rafael Redondo y a David Macías González por un delito de cohecho pasivo; a Katarzina, por cohecho activo; y a los mandos policiales García Castaño, Riaño, y Antonio Bonilla –que estaba en situación de segunda actividad en el momento de los hechos– y Redondo, por descubrimiento y revelación de secretos.

Además, García-Castellón acordó el sobreseimiento provisional de la causa respecto al que fuera director adjunto operativo (DAO) Eugenio Pino, los policías Juan José Díaz Álvarez y José Maria Serrano Ydígoras, así como para Juan Carlos Escribano Cárcel.