Quantcast

Del odio al amor: así ha cambiado la relación de Benzema y Vinicius

-

El Real Madrid ha comenzado forma espectacular esta campaña 2021-2022 y una parte fundamental del éxito ha sido Karim Benzema y un tal Vinicius Jr. En seis partidos de este curso, cinco de LaLiga Santander y uno de la Champions League, todavía no conoce la derrota; es decir, que continúa invicto con cinco victorias y un empate. Lo más impresionante es que en todos ellos las intervenciones del francés y el brasileño han sido vitales para cosechar buenos resultados. Claro que todavía hay muchas cosas que acomodar en este inicio de temporada; pero con esta dupla trabajando unida, la verdad es que el madridismo respira mucho más tranquilo y Carlo Ancelotti también.

Con la defensa dando dolores de cabeza, Casemiro algo fundido dando presentaciones irregulares y algunas piezas que ya no encajan (Hazard) o no terminan de contar para el técnico italiano (Isco, Marcelo…); el Real Madrid aún así sigue adelante. Mientras trata de resolver todo esto se afianza cada vez más en una de las claves de su buen momento: la relación entre Benzema y Vinicius. No obstante, esa dupla que esta causando sensación no siempre estuvo en tan buena sintonía, ni con su juego individual ni entre ellos; la cuestión es que este curso todo ha cambiado y ellos quieren que las cosas se mantengan así.

La falta de puntería atormentaba a Vinicius

Florentino Pérez / Real Madrid

Claro que la juventud es un tesoro, pero también es sinónimo de inexperiencia; en ese sentido uno de los aspectos claves que le faltaban al juego de Vinicius era su calidad a la hora de estar frente a la portería. Pese su habilidad, velocidad, descaro y magia como armas principales, las luces parecían apagarse cuando llegaba frente al arco; así que en tres campañas, con Zidane al mando en dos y media de ellas, el bagaje goleador del brasileño era paupérrimo. El brasileño no mejoró en su puntería, por lo que las crítica y malos tratos aumentaron contra él; además de que la falta de confianza del francés tampoco ayudó. El punto más bajo lo alcanzó cuando se filtró esa conversación en la que aparecía Benzema renegando de su juego.