Quantcast
sábado, 16 octubre 2021 8:34

El problema de Valverde se llama Camavinga

-

En la actualidad del Real Madrid no hay un nombre que se mencione más que el de Eduardo Camavinga, con permiso de Vinicius. El joven francés llegó procedente del Rennes a cambio de 30 millones de euros, más algunas variables que pueden llevar el monto hasta los 45 millones de euros; sin embargo lo más interesante de esta contratación es lo bien que ha caído en el equipo, pues en los dos encuentros en los que ha saltado al terreno de juego ha tenido intervenciones claves, como lo son un gol y una asistencia, para probar que la puesta que habían hecho con él si estaba más que justificada.

Pese a que en algún momento se llegó a decir que Florentino Pérez dudaba de su fichaje; lo cierto es que ahora ha demostrado que cuando quiere correr riesgo con los jóvenes talentos no se detiene ante nada. No obstante, lo mejor es cuando estos talentos meten en un lío al entrenador, pues comienzan rivalizar un puesto para jugar con otros compañeros; algo que Camavinga podría hacer muy pronto. En la mira estaría un Fede Valverde que como todos está sorprendido con este joven que llegó en los últimos días de mercado y ya ha calado tan bien en el equipo blanco.

Un fichaje que sorprendió a todos

Cuando todos esperaban la llegada de Kylian Mbappé al Real Madrid, con esos 200 millones de euros que llegó a ofrecer el conjunto blanco; al final todos quedaron sorprendidos al momento de saberse que la mirilla se había puesto en Camavinga y no solo eso, que ya estaban en contactos para ficharlo. En dos días se llegó a un acuerdo y la escuadra merengue se aseguró de llevarse uno de los talentos más prometedores del continente, con un contrato hasta el 2027. No obstante no faltaron los que menospreciaron el fichaje.