Quantcast

Estos son los ingredientes del McFlurry de McDonald’s

En el periodo estival es difícil no caer en la tentación de comerse un helado. Si acudimos a uno de los establecimientos de comida rápida McDonald’s, es muy probable que remates tu comida con un McFlurry de oreo o de cualquier otro sabor.

Sin embargo, ¿sabes realmente qué ingredientes lleva lo que estás ingiriendo? El nutricionista Carlos Ríos destapa este misterio y nos muestra lo que hay detrás de la lista de componentes de estos helados.

Una etiqueta dudosa

McFlurrys cartel publicitario
Foto: McDonald’s

Y es que, la famosa cadena de hamburguesas cuida con mucho detalle los ingredientes que muestra en sus etiquetas. Una de las prácticas habituales por su parte es el de ocultar algunos componentes dañinos.

De esta manera, el famoso nutricionista ha colgado un hilo en su red social Twitter donde ha explicado que “solo proporcionan alérgenos y valores nutricionales mientras que ocultan interesadamente los ingredientes”.

Lo que lleva un Mcflurry

mcflurrys conguitos
Foto: McDonald’s

Principalmente, uno de estos helados “está formado por una base líquida”, explica Ríos, la cual se compone por tres tipos de azúcar añadido, azúcar, jarabe de glucosa y dextrosa. Solamente con eso, estamos comiendo 54 gramos de azúcar por cada 200 gramos de helado.

Esto es una cantidad que supera por más del doble la recomendaba por la OMS en un periodo de un día completo, una auténtica salvajada. Pero hay más. A esta cantidad hay que añadirle la lactosa, lo que supone que ya son 62 gramos, y después el topping que desees, oreo, kit kat o conguitos, y un sirope de acompañante.

Ingredientes ocultos

Cartel McDonald's
Foto: Twitter

Además, en el total del valor calórico, la cadena tampoco tiene en cuenta la leche desnatada, la leche en polvo, la nata, el emulgente, los estabilizantes y el aroma de vainilla. En total, la cantidad es demasiado alta e incluso podría llegar a ser peligrosa.

Por otra parte, el nutricionista ha investigado gracias a un amigo suyo que trabaja en una de estas cadenas y resulta que todos estos helados están compuestos por ‘Sundae Mix’. Esta llega a los restaurantes en forma líquida y con ella «se llenan las máquinas de helado y de ahí salen todos los helados», explica Ríos.

Exceso de calorías

McFlurry kit kat
Foto: McDonald’s

Es decir, hay un exceso en azúcares y un exceso de calorías para un único helado. Pero lo más preocupante es que solemos comer estos como postres de una colación, ya de por sí, grasa y calórica.

La cadena desde sus inicios ha mantenido siempre con gran secreto algunos de sus ingredientes. A lo largo de los años, les han exigido más transparencia en sus productos, ya que, a la larga, realmente pueden ser perjudiciales para la salud de cualquiera.

Problemas de salud

cartel promocional de mcflurrys
Foto: McDonald’s

Y es que resulta que, en esta sociedad tan globalizada, donde hay restaurantes de comida rápida como McDonald’s en prácticamente todo el mundo, es muy difícil ponerle fin a este tipo de prácticas.

Además, cada vez hacemos menos ejercicio físico y la obesidad infantil ha incrementado de manera significativa. Los helados de esta cadena no ayudan para nada a resolver los problemas de nutrición de este mundo, y cada vez aparecen más enfermedades provocadas por una mala alimentación de este tipo.

Aditivos químicos

Big mac
Foto: McDonald’s

Uno de los principales problemas de la archiconocida cadena de hamburguesas, son los aditivos químicos. En todas sus elaboraciones contienen un exceso de este tipo de elementos, que simplemente no son naturales y, por lo tanto, son intrusos en nuestro cuerpo.

En un Big Mac, la emblemática hamburguesa estrella de este establecimiento, tan solo la lechuga y la cebolla son naturales. El resto está mezclado, manipulado y compuesto por productos químicos como el polisorbato 20, el aluminio potásico, o el sulfato de aluminio potásico.

Buscar alternativas

helados naturales
Foto: Lavozdelmuro

Es por ello que deberíamos optar por no consumir sistemáticamente este tipo de productos. Hay alternativas más saludables para nuestro cuerpo, como helados naturales. Si bien es cierto que no son tan sabrosos como los que proporciona esta cadena, tu cuerpo lo va a agradecer.

Además, la OMS lucha cada día para incentivar a la población a mantener una vida más sana. Uno de los primeros pasos puede ser elidir de tu dieta los McFlurry del McDonald’s.