Quantcast

Unicaja Banco convoca a los sindicatos el 22-S para empezar a negociar el ajuste

Unicaja Banco ha convocado a los representantes de los trabajadores el próximo 22 de septiembre para iniciar la negociación del ajuste de empleo tras la absorción de Liberbank, según informaron en fuentes sindicales.

En la comunicación remitida a los sindicatos, el banco informa de su intención de iniciar el procedimiento de despido colectivo, de traslado colectivo y de modificación sustancial de condiciones de trabajo que recoge el Estatuto de los Trabajadores.

Antes del periodo de consultas, la entidad abrirá un proceso de negociación de al menos 15 días para buscar fórmulas que permitan minimizar el impacto en el volumen de empleo, para lo que ha convocado a las secciones sindicales el próximo 22 de septiembre.

La entidad no ha anticipado ninguna cifra, aunque el sindicato CSIF calcula que el proceso podría afectar a alrededor de un millar de trabajadores, sin contar las 700 personas que están en excedencia en Liberbank.

Desde CCOO prevén que no será una negociación sencilla, pero han asegurado que trabajarán para defender los intereses de la plantilla.

En este sentido, avisan de que para alcanzar un acuerdo laboral será necesario que se garantice el empleo, que exista absoluta voluntariedad de las salidas, que se preserven y mejoren las condiciones laborales y que las medidas no sean traumáticas.

Por ello, CCOO (sindicato mayoritario en el banco) ha instado a la dirección de Unicaja a que continúe por la senda del diálogo, el consenso y la negociación que han mantenido hasta ahora.

Aunque desde Unicaja Banco no han hecho declaraciones, sus directivos sí han destacado en diversas ocasiones que todas las cuestiones relativas a la plantilla se han abordado siempre de manera consensuada con los sindicatos y que las futuras negociaciones laborales se analizarán con rigor, dando cumplimiento a la normativa y con el mayor acuerdo posible entre las partes.

QUINTA ENTIDAD ESPAÑOLA

Unicaja Banco integró legalmente el pasado 30 de julio a Liberbank, una operación que ha dado como resultado a la quinta mayor entidad bancaria española, con unos activos cercanos a los 113.000 millones de euros y más de 4,5 millones de clientes.

La nueva Unicaja tiene unos 9.700 empleados y 1.400 oficinas, cuenta con una cuota de mercado del 4,7% en depósitos y del 4,2% en crédito y se mantiene como entidad de referencia en seis comunidades autónomas (Andalucía, Extremadura, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cantabria y Asturias).

Según el plan de fusión, la ratio de eficiencia se situará en torno al 50% y la rentabilidad alcanzará al menos el 6% en términos de ROTE en 2023, mientras que las sinergias alcanzarán los 192 millones de euros anuales, de forma plena a partir de 2023.