Quantcast

Qué es una gammagrafía

Aunque la definición te puede asustar, se trata de una prueba de diagnóstico que se usa en medicina nuclear, por medio de la cual se pueden lograr imágenes de los distintos órganos y tejidos del cuerpo humano, para estudiar si tienen una forma alterada y detectar cualquier posible dolencia.

Es una herramienta muy útil que permite utilizar imágenes para diagnosticar una enfermedad que pueda estar afectando cualquier órgano o estructura interna del cuerpo. Si quieres conocer más de este mecanismo de examen sigue este artículo.

¿Qué significa gammagrafía?

¿Qué significa gammagrafía?

Significa que gracias a la utilización de una sustancia de uso médico, que emite algunos niveles de radiación que son inofensivos para los seres humanos, la misma es inyectada en el torrente sanguíneo y llevada a todos los órganos y tejidos del cuerpo, fijándose en aquellas áreas en las que pueda encontrarse alguna anormalidad.

Esto es lo que va a permitir al médico literalmente ver en donde puede encontrarse un posible problema que no ha sido posible detectar por el uso de otros exámenes de diagnóstico e identificar la posible dolencia que aqueja a un paciente.

Esa sustancia que se inyecta recibe el nombre de radiofármaco y no tiene efectos secundarios, de manera que no tienes nada que temer si te indican que debes hacerte una gammagrafía.

¿Cómo se detecta el radiofármaco?

Esto se hace a través de un instrumento denominado gammacámara, que es capaz de captar el bajo nivel de radioactividad emitido por el radiofármaco y convertir lo que está detectando en imágenes que pasan a un ordenador, donde el médico que es especialista en medicina nuclear puede observar los resultados e interpretarlos.

Con el desarrollo de la tecnología, hoy es posible que una gammacámara pueda efectuar una exploración a cuerpo completo de un individuo, aunque también es posible hacer estudios especializados en determinados órganos.

¿Para qué tipo de órganos se emplea comúnmente una gammagrafía?

Puede ser usada para múltiples órganos, pero lo más usual es que sea empleada en estudios del cerebro, los pulmones, la glándula de la tiroides y paratiroidea, los riñones, el corazón y los huesos y hasta un ganglio linfático.

¿De qué manera se hace una gammagrafía?

Esto va a depender de cuál sea el órgano o tejido que se quiere examinar. Hay casos en los que la captura del radiofármaco se puede realizar desde el momento en que sea inyectado, pero hay otros en los que habrá que esperar un lapso que puede ser de algunas horas, para poder ver los resultados que el médico está buscando.

Este examen se lleva a cabo en una sala especial, en la que se encuentra instalada la gammacámara, y ésta tiene la versatilidad de que puede moverse a lo largo del cuerpo o permanecer fija en una sola posición. Dependiendo del órgano o tejido que se quiera examinar, el médico puede pedirte que te mantengas quieto, o que hagas determinado movimiento, en función de poder obtener la mejor imagen posible.

Una vez que se ha esperado el tiempo necesario para que el radiofármaco llegue al sector del organismo que se quiere ver, el examen puede durar entre cinco y treinta minutos.

¿Se requiere de alguna preparación previa para realizarse una gammagrafía?

Para comenzar, no requiere de una hospitalización, ya que se trata de un procedimiento de tipo ambulatorio, y es posible que el médico te indique que debes ayunar por algunas horas previas al estudio.

Si eres una persona que estas tomando una medicación, debes advertírselo al médico, porque dependiendo de la clase de fármaco de que se trate, es posible que te pida que lo suspendas para el examen.

Otro aspecto que debes considerar es que mientras se realiza esta prueba no puedes tener ningún artículo de metal, así que no puedes usar zarcillos, cadenas, pulseras ni piercings, por lo que deberás removerlos.

No hay otra preparación adicional, salvo de ponerte ropa cómoda y de llevarte algo para entretenerte, porque dependiendo del órgano o tejido que el médico quiera ver, es posible que entre la inyección del radiofármaco y el momento en que se va a llevar a cabo el examen pueden pasar algunas horas.

¿Qué siente un paciente que se hace una gammagrafía?

Salvo la incomodidad por la inyección del radiofármaco en la vena, la gammagrafía es un examen indoloro, porque el medicamento de contraste no genera ningún tipo de reacción, aunque se acumule en una sección concreta de tu cuerpo.

Lo que si puedes sentir es algo de molestia por tener que permanecer fijo en una determinada posición por mucho rato, pero es necesario para que la gammacámara pueda hacer su trabajo. Ahora bien, cuando el examen haya concluido, lo que podemos recomendarte es que ingieras muchos líquidos, de manera constante, para que ayudes al cuerpo a desechar la sustancia radiactiva.

Además, recuerda que es radiactiva, así que cada vez que vayas al baño debes bajar bien el baño y lavarte las manos a conciencia, por lo menos por dos días, durante los cuales también se aconseja que permanezcas alejado de mujeres en estado de embarazo y de niños que sean menores a los seis años.

¿Se corren riesgos cuando nos realizamos una gammagrafía?

¿Se corren riesgos cuando nos realizamos una gammagrafía?
x-ray examination made in

Realmente quien debe valorar ese riesgo es el médico, porque debes recordar que se va a hacer uso de una sustancia radiactiva como medio de contraste para poder obtener las imágenes, aunque la exposición sea mínima.

No obstante, si existen casos en los que no debe realizarse esta clase de exámenes, que son los de las mujeres embarazadas o que se encuentren dándole el pecho a su bebé. En este último caso, es posible que el médico insista en realizar el examen, en cuyo caso te va a advertir por cuando tiempo debes dejar de darle el pecho al niño.

Otra cosa de la que hay que informar al médico es si estás tomando medicamentos y cuáles son, así como si eres una persona propensa a las alergias a fármacos u otra clase de sustancias. En estos casos, es posible que el radiofármaco pueda ocasionar una alergia, pero normalmente es de leve a moderada y, por supuesto, si antes te has realizado algún examen de medicina nuclear y has sufrido de algún tipo de reacción.