Quantcast

Así puedes hacer una pizza más ligera y digestiva en minutos

Todas, las recetas tradicionales que llenan los menús de la gastronomía mundial tienen algún plato que se les parece, el cual puede ser ligeramente diferente o tener diferencias muy marcadas. Tal es el caso de la pizza, esa divina tentación que tiene un interesante parentesco con la pinsa, una especie de “pizza” más digestiva y ligera, la cual es fácil de hacer y de amar, pues gracias a su sabor y textura solo querrás hacer las pizzas con este tipo de masa.

 

Cómo cocinar la pinsa, la “pizza” más ligera que vas a disfrutar

Así puedes hacer una pizza más ligera y digestiva en minutos

Una vez completado el tiempo de reposo, podrás obtener la pinsa más espectacular tras apenas 10 minutos de horneado. Transcurrido el tiempo de levado, divide la masa y prepara una especie de pizza ovalada con las manos. Desgasifica un poco la masa pellizcando con tus dedos y deja reposar por 3 horas cada pieza.

Transcurridas las 3 horas, coloca sobre ellas los ingredientes de tu preferencia y hornea por 10 minutos a 200° C. El resultado será crujiente y distintivo, con una masa de sabor realmente divino.