Quantcast

El truco para pulir acero inoxidable

El acero inoxidable es resistente, por lo tanto es una de las principales opciones para elegir al momento de equipar la casa, en especial la cocina. Sin embargo, eso no significa que no deba recibir cierto tipo de cuidados para su permanencia en el tiempo.

Hay joyas en acero inoxidable, por si no lo sabías y es una buena opción para aquellas personas que deseen usarlo constantemente. Pero en esta oportunidad, nos enfocaremos en los utensilios que son de acero y que se encuentran mayormente en la cocina.

LEA TAMBIÉN: LA PRODUCCIÓN DE ACERO EN ESPAÑA SE DESPLOMÓ UN 18% EN 2020

Pues son estos elementos los que viven día a día constantemente expuestos a residuos, agua y otros productos que podrían hacerlos perder el brillo.

Es un material tan duradero y fácil de limpiar que viene en muchos tipos diferentes, además de que se ve muy bien. Su mantenimiento no es complicado y pulirlo no representa mayor esfuerzo.

Así que a continuación te doy algunos trucos para mantener el acero inoxidable perfecto y reluciente.

Datos que seguro no conocías sobre el daño al acero inoxidable

Datos que seguro no conocías sobre el daño al acero inoxidable

A diferencia del hierro o el acero que se corroe fácilmente, este contiene metales adicionales como cromo y níquel. No confundas el acero inoxidable con el acero galvanizado: el acero galvanizado es acero simple con una capa de zinc depositada en la superficie.

Si bien hay muchas “series” diferentes (diferentes composiciones) de acero inoxidable, dos de las más comunes que verás en la industria de servicios de alimentos son la serie 400 y la serie 300.

El acero inoxidable de la serie 400 contiene cromo y el de la serie 300 contiene cromo y níquel para una mayor durabilidad y resistencia a la corrosión.

Sin ser demasiado técnico, agregar estos metales en porcentajes específicos al acero en sí cambia su composición hasta el nivel atómico y forma una película invisible en la superficie, que protege al metal contra la corrosión.

Debido a que esta película tiene solo una millonésima de pulgada de espesor, puede dañarse si se abusa. Tres cosas básicas pueden dañar esta capa protectora y permitir que la corrosión se arraigue:

  • Abrasión mecánica: cualquier cosa que pueda rayar la superficie del acero, incluidas lana de acero, cepillos de alambre y raspadores
  • Depósitos y agua: el agua dura que queda en la superficie dejará manchas de agua y puede romper la capa de protección, así como los depósitos de alimentos.
  • Cloruros: se encuentran en el agua, los alimentos y la sal de mesa, pero se encuentran principalmente en muchos limpiadores domésticos e industriales.

Limpieza y cuidado que debes tener

Limpieza y cuidado que debes tener

Se recomienda limpiar a mano una superficie de acero inoxidable con una toalla de microfibra azul.

Utiliza las herramientas de limpieza adecuadas: lo mejor es utilizar paños suaves, microfibras, esponjas o estropajos de plástico. Evita el uso de raspadores, cepillos de alambre, lana de acero o cualquier otra cosa que pueda rayar la superficie.

Limpia con las líneas de pulido: el acero inoxidable generalmente tiene un “grano” que se puede ver corriendo en una dirección u otra. Si puedes ver las líneas, siempre es mejor fregar o limpiar en paralelo a ellas. Esto es especialmente importante si tienes que usar algo más abrasivo que un paño o un limpiador.

Utiliza los productos químicos de limpieza adecuados: el mejor limpiador para acero inoxidable contendrá productos químicos alcalinos, alcalinos clorados o sin cloruro.

Saber cómo desinfectar y limpiar el acero inoxidable: también es una buena idea desinfectar y limpiar el acero inoxidable con frecuencia, utilizando productos químicos con la concentración requerida.

Simplemente elimina cualquier partícula grande de comida de la superficie que se va a desinfectar mediante el lavado previo, el raspado previo o el remojo previo. Enjuaga estas áreas a fondo con agua y luego rocíe el químico sobre la superficie afectada. Humedece el área durante varios minutos y déjela escurrir y secar al aire. No enjuagues ni limpies el desinfectante de la superficie limpia.

Minimiza el impacto del agua dura: si tienes agua dura, tener un sistema de ablandamiento de agua es probablemente la mejor opción, pero puede que no sea práctico en todas las situaciones. Si tienes agua dura y no puedes tratarla en todas tus instalaciones, es una buena idea no dejar que el agua se acumule en las superficies de acero inoxidable durante períodos prolongados.

Acero inoxidable brillante y perfecto

Acero inoxidable brillante y perfecto

El acero inoxidable es duradero , resistente, pero es necesario mantener su cuidado. Pulirlo con herramientas adecuadas, garantiza su durabilidad. Además que se logra mantener bien hermoso y reluciente.

Datos plus;

Pulidor: Asegúrate de utilizar con frecuencia un pulidor seguro para acero inoxidable, para ayudar a eliminar cualquier elemento corrosivo del acero inoxidable y permitir que se restaure la capa pasiva.

Vinagre blanco: Un buen método de desinfección y limpieza lo tienes con vinagre blanco destilado y agua. El acero inoxidable no es una excepción. El vinagre ayuda a eliminar la grasa residual que quede de las yemas de los dedos o de la cocción en la superficie. Ponlo en una botella con atomizador y límpialo.

Ten en cuenta que todos estos trucos puedes aplicar en utensilios de cocina, ollas, topes de cocina, nevera y otros.