Quantcast

Mamma Mia!  (The Return)

39 años después de su último trabajo -Under Attack-, la banda sueca ABBA lanza un nuevo disco y será el próximo día 5 de noviembre la fecha. Se trata de Voyage, un álbum con 10 canciones inéditas, grabadas entre 2018 y 2021.

Pero mi pregunta es: ¿se marcharon alguna vez?

El grupo ha vendido millones de álbumes en el último medio siglo, el mundo entero baila y se sabe sus canciones.

Su historia no es solo musical, es de amor, ya que surgió de la unión de Agnetha Fältskog, Benny Andersson, Anni-Frid(Frida) Lyngstad y Björn Ulvaeus. Compartieron no solo la música, sino también sus vidas, ya que Agnetha era esposa de Björn, mientras que Anni-Frid estaba cansada con Benny.

A finales de 1978, Bjorn y Agnetha anunciaron su ruptura sentimental, lo que repercutió seriamente en las relaciones entre los miembros del grupo, y el inicio de su declive.

En 1980 la otra pareja de Abba también se divorció, y esta vez sí que la situación fue insostenible como para mantener en pie un grupo en el que era imprescindible la armonía entre sus integrantes.

Pero en torno a ellos existen ciertas curiosidades menos conocidas y sorprendentes.

El nombre de ABBA ya estaba registrado en Suecia como una marca de atún en conserva. Tuvieron que comprar la marca para poder registrarla como nombre del grupo.

En su momento la marca ABBA facturó más dinero para Suecia que toda la producción de la empresa automovilística Volvo.

Y la más difícil y dura, Frida fue ‘producto’ de un experimento nazi para mejorar y expandir la raza aria: Heinrich Himmler ideó el plan ‘Lebensborn’, que forzaba a noruegas a tener hijos con los nazis alemanes que ocupaban las zonas en las que ellas vivían.

Abba se disolvió oficiosamente (nunca se realizó por su parte de forma oficial) en 1981, publicaron su último álbum ‘Super trouper’, y dicen los críticos que es uno de sus mejores trabajos, donde demuestran toda su madurez profesional y donde sin embargo hay muchos temas que se inclinan mucho al desamor y la tristeza.

Su fama llegó en los festivales de canciones europeos, fue en el de Eurovisión de 1974 donde ganaron con la puntuación más alta de la historia de esa competición con Waterloo.

ABBA cuando publicó su segundo material discográfico, bajo dicho título de Waterloo, se podían escuchar temas como Honey, HoneyHasta MañanaKing Kong Song y Gonna Sing You My Love Song, que alcanzó las principales posiciones de las carteleras musicales de Noruega, Suecia, Finlandia, Alemania, México y Australia.

ABBA

Su fórmula para el éxito se basaba en las voces de ellas, las melodías pegadizas creadas por ellos, la simpleza de sus letras, su imagen y, el hecho de que se trataba de dos parejas en la vida real que añadía el morbo.

Decía al principio que dudaba que se hubieran marchado alguna vez, porque no existe capital europea sin ir más lejos, desde Londres a Berlín pasando por Madrid donde no estuviera colgado el cartel del musical Mamma Mia como recordatorio de su música.

Siempre estuvieron en nuestra mente e incluso las generaciones más jóvenes conocen sus canciones.

mamma mia

Vuelven con un nuevo trabajo muy modernizados a los tiempos y con mucha fuerza. Con lanzamiento de nuevos canales en las redes sociales específicamente para el proyecto ‘ABBA Voyage’. 

Además, todo su catálogo musical se añadió a TikTok y creó su propia cuenta en la plataforma.

«Gracias por esperar, el viaje está a punto de comenzar”, escribían sus componentes a pie de foto.

Decía una de las letras de sus canciones: «Hasta Mañana, di que nos volveremos a encontrar, no puedo prescindir de ti».

Ya es mañana.