Quantcast
martes, 19 octubre 2021 11:40

Djokovic: ¿qué tenistas le han vencido en la pista?

-

El mundo del tenis está a la expectativa, pues Novak Djokovic está muy cerca de lograr un hito inédito en la rama masculina: ganar los cuatro Grand Slam en un mismo año. Eso solo lo consiguió una estupenda Steffi Graf, que le agregó un punto superior al transformarlo en un «Golden Slam», esto debido a que a los cuatro grandes le añadió la medalla dorada en unos Juegos Olímpicos. La alemana lo logró en 1988 y el serbio estuvo persiguiendo esa meta, que se vio frustrada en Tokio 2020; sin embargo, aún le queda la posibilidad de ganar los cuatro torneos más grandes del año si se logra imponer en este último, el Abierto de Estados Unidos.

Allí tendrá un gran reto por delante, pues deberá reponerse de una dura derrota; aunque esto es algo que ha hecho con anterioridad, pero esta puede ser distinta, pues supuso perder la oportunidad de conquistar el «Golden Slam», fue muy apabullante y lo dejó algo tocado. Por supuesto que las derrotas Djokovic siempre ha sabido sobreponerse, la cosa es que hay algunas que lo han dejado muy marcado tanto por su importancia, como por la persona que se las propino. Aquí te enumeramos las 10 peores que se recuerdan del tenista de Belgrado.

Zverev lo dejó frio en Tokio 2020

Lo mental ciertamente tiene mucho que ver en un deporte como el tenis, pues las sensaciones en momentos específicos son claves para cosechar resultados; eso lo sabe Djokovic tanto para lo bueno, como para lo malo. Si la derrota ante Sonego fue dolorosa, la que vivió ante Alexander Zverev en la semifinal de los Juegos Olímpicos de Tokio 202 fue mucho peor. Allí el serbio llegó con la misión de quedarse con la medalla de oro, uno de los pocos títulos que le faltan, y que le permitía tener oportunidades muy vivas de ganar el «Golden Slam». No obstante, el alemán lo venció de forma tan sorprendente en las semifinales, por 1-6, 6-3 y 6-1, que pocos lo esperaban, menos tras macharlo en el primer set. Un desplome monumental que lo dejó sin final, sin medalla dorada y sin «Golden Slam»; un hito que siempre le pesará.