Quantcast

Cómo hacer unas lentejas de escándalo sin una pizca de grasa

El estofado de lentejas es uno de los platos preferidos por los españoles, sin embargo dependiendo de como las preparemos, puede ser un plato bastante denso y calórico, o ligero y sin nada de grasa. El mito de que las legumbres son demasiado calóricas y engordan, está más que desmentido, especialmente cuando podemos recurrir a recetas mucho más light, sin pizca de aceite, con muchas verduras y con una mezcla de condimentos que las hagan increíblemente sabrosas. Olvídate de esos platos de lentejas cargados de chorizo, costillas y demás ingredientes similares, y prueba unas con verduras que igualan, e incluso mejoran a estas versiones cárnicas.

¿QUÉ PASA CON LOS GASES DE LAS LENTEJAS?

lentejas-legumbre

Que las legumbres son un grupo de alimentos muy nutritivos y recomendables en la dieta lo tenemos claro, pero es cierto que a algunas personas se provocan un molesto efecto secundario. Efectivamente hablando de los gases y una incómoda inflación abdominal. Esto hace que algunas personas limiten su consumo a pesar de sus beneficios. Las lentejas son las que menos flatulencias producen, aun así podemos incluir algunos trucos para evitarlo. Los más habituales son añadir hierbas aromáticas como tomillo, romero, hinojo o comino, que favorecen la digestión, obvien una cucharada de bicarbonato de sodio durante su preparación. Poner las legumbres en remojo durante todo el día previo también reduce la posibilidad de sufrir gases.