Quantcast

Vox, sorprendido porque el PP no pida comparecer en el Congreso a Marlaska sobre Ceuta

El vicepresidente cuarto del Congreso y diputado de Vox, Ignacio Gil Lázaro, se ha mostrado sorprendido de que el PP no haya solicitado en el Congreso la comparecencia del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, para informar sobre las devoluciones de Ceuta y lo achaca a la posición que ha mantenido en este tema el presiente de la ciudad autónoma, el ‘popular’ Juan Jesús Vivas.

«Nos sorprende que en esa relación exhaustiva de comparecencias del PP se haya obviado alguna muy urgente, muy notable y muy notoria», ha señalado Gil Lázaro en rueda de prensa en la Cámara baja. Según ha explicado, Vox sí la ha reclamado pero por solicitud ordinaria, ya que la formación carece de los diputados necesarios para reclamarla en la diputación permanente, como sí puede hacer el PP.

El dirigente de Vox ha criticado el «proceso caótico» ordenado por Grande-Marlaska este verano para llevar a cabo las devoluciones de menores desde Ceuta a Marruecos y le ha recordado que su partido le llamó a realizar estas devoluciones en el momento en que los niños cruzaron la frontera durante la crisis migratoria que se produjo en mayo.

A su juicio, de esta forma «habría marco jurídico» para hacerlo, ya que es lo que permite el acuerdo entre España y Marruecos que finalmente, tres meses después, ha usado Interior como marco de las repatriaciones.

UNA DECISIÓN HECHA «PISOTEANDO» PROCEDIMIENTOS LEGALES

Para Gil Lázaro, la situación actual del ministro del Interior es consecuencia del comportamiento «buenista» y «demagógico» del Gobierno en materia migratoria. Eso es, según ha indicado, lo que le ha llevado a realizar las tarde repatriaciones, «por su cuenta y riesgo», y «pisoteando» los procedimientos legales.

Además, ha criticado que, tras esta decisión, Grande-Marlaska se haya «quitado las pulgas de encima» cuando declaró ante los medios, tras ser preguntado por este tema, que los menores extranjeros no acompañados no son su competencia.

Finalmente, el vicepresidente cuarto del Gobierno ha insistido en la postura del PP en este sentido. Un partido que, ha recordado, «ha declarado persona non grata» en Ceuta al presidente de Vox, Santiago Abascal, y, ahora, «parece que no tiene un criterio claro» sobre las solicitudes de comparecencia.