Quantcast

El Congreso aprueba la comparecencia de Albares por Afganistán

La Diputación Permanente del Congreso de los Diputados ha aprobado este miércoles la comparecencia extraordinaria del ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, José Manuel Albares, para explicar la posición del Gobierno respecto a la crisis en Afganistán y el operativo de evacuación llevado a cabo, pero ha descartado que el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, haga lo propio.

La comparecencia, que debería producirse lunes o martes y será la primera de Albares como ministro tras su nombramiento el pasado 10 de julio, había sido solicitada por el PP, al igual que la del presidente, y ha sido respaldada de forma unánime, mientras que la de Sánchez ha sido rechazada con 35 votos en contra, 29 a favor y tres abstenciones.

Durante su exposición de motivos, el diputado del PP Pablo Hispán ha defendido la necesidad de que comparezca Sánchez, y que «no se esconda» tras su ministro de Exteriores, dado que otros mandatarios ya han acudido a sus respectivos parlamentos, como el británico Boris Johnson o la alemana Angela Merkel, o han hablado públicamente, como el estadounidense Joe Biden o el francés Emmanuel Macron.

Hispan ha echado en cara que después de que Biden anunciara en julio que el repliegue de Afganistán se completaría el 31 de agosto y que se sabía que los talibán terminarán recuperando el control, Sánchez y Albares «se fueron de vacaciones» y además antes de hacerlo aprobaron el cese del embajador en Kabul, Gabriel Ferrán, quien finalmente siguió en su puesto dada la situación y está al frente del operativo de evacuación.

Asimismo, ha sostenido que el presidente debe comparecer no solo para explicar «lo que ha hecho, sino de las consecuencias que esta crisis va a tener en materia de terrorismo, narcotráfico, refugiados, persecución de las mujeres y las minorías religiosas además de las geoestratégica».

SÁNCHEZ DEBERÍA «DAR LA CARA»

En opinión de la portavoz de Ciudadanos, María del Carmen Martínez Granados, «Sánchez no ha estado a la altura de las circunstancias» y tras 20 años de presencia en Afganistán lo mínimo sería que fuera al Congreso a «dar la cara».

No obstante, ha celebrado que el Gobierno «haya salido de su inacción» y ha confiado en que «el márketing no vuelva a comerse la responsabilidad» como ya ocurrió con los migrantes rescatados por el ‘Aquarius’ y traídos a España en 2018.

«España es una nación solidaria y los españoles no van a tolerar que el Gobierno utilice una vez más el dolor de familias rotas que se han visto obligadas a abandonar sus hogares para hacer campaña de promoción personal», ha prevenido la diputada de Cs.

Por su parte, el portavoz del PSOE, Héctor Gómez Hernández, ha afeado al PP, «un partido de gobierno», que haya convertido la política exterior «en un arma arrojadiza», y más en un asunto como el de Afganistán y les ha echado en cara que quieran «dar lecciones» cuando no hacen ninguna propuesta concreta. «Están haciendo una política de torpedear al Gobierno», ha denunciado.

Entretanto, el portavoz de Podemos, Gerardo Pisarello, ha aprovechado su intervención para arremeter contra Washington. A su juicio, lo ocurrido en Afganistán es un «fracaso de las políticas de Estados Unidos y de la OTAN» y ha lamentado que Europa haya mantenido «una actitud seguidista, sin criterio propio».

El portavoz del socio de Gobierno ha defendido que «el Tribunal de Cuentas y la IGAE deberían decir cuánto han costado estas guerras y dónde se ha destinado el dinero», una petición similar a la que también ha realizado el diputado del PNV, Aitor Esteban, que ha lamentado que los temas que se llevan al Congreso se hacen a «golpe de telediario» y hasta ahora parecía que Afganistán «era algo lejano».

Una opinión que también ha compartido el diputado de Compromís Joan Baldoví, quien ha considerado una «frivolidad» que quienes hablaban de este tema en los últimos días lo hacían para criticar que «el presidente solo hacía un tuit y no salía a comparecer» y «luego que si llevaba alpargatas». «Es absolutamente inaceptable», ha lamentado.

«LO IMPORTANTE ES LO QUE SE HACE»

«Lo importante no es si el presidente comparece o no o si lo hace en alpargatas, lo importante es lo que se hace», ha subrayado, asegurando que no se le «caen los anillos» al decir que el Gobierno «ha tomado la iniciativa y hemos sido un ejemplo, de lo cual me enorgullezco».

Buena parte de los portavoces han tenido palabras de recuerdo hacia los españoles muertos en esta misión y también de elogio hacia el papel que están llevando a cabo tanto el personal diplomático como los cuerpos de seguridad en la evacuación desde Afganistán. «Hay que apoyar en este momento el dispositivo que se está haciendo» y cuando se acabe será el momento de rendir cuentas en el Congreso, ha esgrimido la diputada de CC Ana Oramas.

La nota discordante la ha puesto Vox que, por boca de Ricardo Chamorro, ha sostenido que la «gestión del Gobierno es un desastre» y que la evacuación se ha hecho tarde y se está poniendo en peligro la vida de los colaboradores afganos, afeando a Sánchez que quiere ser el «palmero de Biden».

VOX ADVIERTE DE RIESGOS PARA LA SEGURIDAD

El diputado de Vox también ha criticado que España sea un ‘hub’ para las repatriaciones de colaboradores afganos de la UE, quienes a continuación serán trasladados a otros estados miembro. A su juicio, «es una barbaridad para nuestra seguridad y para un país que ya tiene una fuerte presión migratoria».

Aunque ha negado que Vox esté en contra de evacuar a los colaboradores afganos, Chamorro ha sostenido que «la prioridad del Gobierno debe ser proteger al pueblo español, intensificar los controles fronterizos y aplicar con rigor nuestras leyes de extranjería y asilo». «No vamos a tolerar que se ponga en peligro a nuestra nación ni nuestra seguridad por cesiones políticas interesadas o por una demagogia buenista», ha recalcado.

Por su parte, Hispan ha dicho que el PP apoya al Gobierno en su esfuerzo para sacar al mayor número de colaboradores afgano posible par que «disfruten de una nueva vida» pero en lo que respecta al resto de refugiados, ha defendido, «es urgente que la UE actúe coordinadamente ya que hay países que han anunciado el cierre de sus fronteras para evitar lo sucedido con la guerra de Siria»

RECHAZO DE OTRAS COMPARECENCIAS

Por otra parte, la Diputación Permanente ha rechazado la solicitud de comparecencia del propio Albares y de la ministra de Industria, Reyes Maroto, en relación con los resultados del viaje realizado por Sánchez el pasado mes de julio a Estados Unidos, en el que esta última le acompañó.

Tampoco ha prosperado la petición del PP para que el ministro de Exteriores para que explicara la situación de las relaciones con Nicaragua tras la llamada a consultas de la embajadora española en Managua el pasado 11 de agosto.

La portavoz del PP, Belén Hoyo, ha pedido al Gobierno que «llame las cosas por su nombre» y reconozca que en Nicaragua hay una dictadura y que vaya un paso más allá y, como le pidió el Congreso a finales de junio con el apoyo del PSOE, promueva la adopción de sanciones en el seno de la UE.

Los portavoces de PSOE y Podemos, y también de otros grupos afines, han reprochado al PP que siempre hable de Nicaragua, Cuba o Venezuela pero se olvide de la situación de los Derechos Humanos en otros países como Colombia, Chile o Brasil, pero también Rusia, China o Arabia Saudí.

La portavoz del PSOE, Ana Belén Fernández Casero, ha defendido que el Gobierno ha mantenido una postura firme en esta cuestión y el propio Sánchez pidió a Ortega la liberación de presos políticos y la celebración de elecciones con garantías democráticas.