Quantcast

Arrimadas critica que el proyecto de Ley de Memoria vasca deje «impunes» homenajes a etarras

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha condenado el homenaje que recibió este lunes en Bilbao el ex preso de ETA Agustín Almaraz Larrañaga y ha criticado que el proyecto de Ley de Memoria Histórica y Democrática de Euskadi, aprobado por el Gobierno del PNV y el PSE, deje «impunes» este tipo de actos mientras se centra en «prohibir homenajes a Franco que no se producen».

«Nuevo homenaje a un asesino etarra en el País Vasco. Nueva humillación a las víctimas y a la democracia española. Pero la ‘ley de memoria’ de PNV y PSOE prohibirá homenajes a Franco que no se producen y dejará impunes estas exaltaciones a terroristas que hay constantemente», ha escrito en un mensaje en su cuenta de Twitter.

El proyecto de ley, aprobado por el Consejo de Gobierno vasco a finales del pasado julio para su posterior tramitación parlamentaria, busca «promover la memoria, el reconocimiento y la reparación de las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura franquista y fomentar principios y valores éticos y democráticos», según explicó entonces el Ejecutivo autonómico.

Al presentar la norma, cuyo contenido no se refiere en ningún momento al terrorismo etarra, la consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, dijo que se basa en los principios de «verdad, justicia, reparación y garantía de no repetición» y que busca fomentar «la concordia, la convivencia y el pluralismo político».

Para recibir a Almaraz tras su salida de la cárcel, donde pasó 25 años, un grupo de personas organizó un pasacalles en el barrio de Santutxu de Bilbao. Este antiguo preso de ETA fue condenado a 48 años de prisión por el asesinato del guardia civil Emilio Castillo López de la Franca el, a otros 30 años por matar a los policías Rafael Leiva Loro y Domingo Durán y a 29 años por el asesinato de Ángel María González Sabino (1993).

ACTO CONVOCADO EN MONDRAGÓN

Por su parte, Luis Gordillo, diputado de PP+Cs en el Parlamento vasco, ha lamentado que ni el Gobierno central ni el de Euskadi tengan capacidad para impedir el acto convocado para el 18 de septiembre en Mondragón (Guipúzcoa) en defensa de los derechos de Henri Parot y del resto de presos de ETA y dejen la decisión en manos de los jueces.

«Somos la única sociedad en la que, en vez de deslegitimar el terrorismo, se les recibe como héroes, quienes justifican a ETA son socios del Gobierno y hacen un cordón sanitario a un partido constitucional» –Vox– «con el apoyo de casi toda la Cámara vasca, la televisión pública blanquea a Bildu y, mientras se humilla a las víctimas, (Pedro) Sánchez y (Iñigo) Urkullu miran para otro lado», ha indicado en Twitter.